Los CDC ofrecen recomendaciones para controlar el asma

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

La llegada de aire seco y brumoso a consecuencia del polvo del Sahara trae a su vez consecuencias en la salud de las personas asmáticas. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades ofrecen una guía práctica para el buen manejo de esta enfermedad.

Según los CDC, el asma es una de las enfermedades crónicas más comunes que duran toda la vida. Una de cada 13 personas en los Estados Unidos (más de 24 millones) tiene asma, una enfermedad que afecta los pulmones y provoca episodios repetidos de sibilancias, dificultad para respirar, presión en el pecho y tos.

Aunque el asma no se puede curar, se puede controlar con eficacia para reducir y prevenir los ataques, también conocidos como episodios de asma. El manejo eficaz del asma incluye saber reconocer los signos de advertencia de un ataque, evitar las cosas que la pueden desencadenar y seguir las recomendaciones del proveedor de atención médica.

Usar los medicamentos que le recetaron según las indicaciones y evitar los desencadenantes comunes que causan los síntomas de asma, como el humo (incluido el humo del tabaco de segunda y tercera mano), las mascotas, los ácaros del polvo y el polen lo ayudarán a controlar el asma.

Por otro lado, los CDC recomiendan que los pacientes asmáticos se mantengan al día con las vacunas que ayudan a proteger su salud. Las infecciones respiratorias, como la influenza (gripe), pueden ser muy graves para usted, aunque su asma sea leve o los síntomas estén bien controlados con medicamentos. La influenza puede desencadenar un ataque de asma y empeorar sus síntomas, y es más probable que le provoque otras infecciones, como la neumonía. Aplicarse las vacunas recomendadas lo ayudará a mantenerse sano.