Los consumidores puertorriqueños después de María

No hay duda que el huracán María marcó la vida de los puertorriqueños. Estamos experimentando las secuelas psicológicas de este fenómeno atmosférico.

El 12 de abril de 2018 ocurrió un apagón en la Isla que duró varias horas. Cuando las autoridades de la Autoridad de Energía Eléctrica  anunció que no se podía indicar cuándo se restablecería el servicio, el comportamiento de muchos puertorriqueños fue sorprendente. Se volcaron a las ATH y a las gasolineras.

Otros compraron grandes cantidades de agua embotellada. Salieron de sus lugares de trabajo muy temprano por no enfrentar los terribles tapones.

¿Recordamos algo de lo que vivimos en María? Podríamos decir que sí.

Después del paso de María los boricuas han modificado sus comportamientos como consumidores. Están comprando menos por miedo a perder lo adquirido si se suspende el servicio de energía eléctrica.

Por otra parte, se muestran interesados en adquirir plantas eléctricas, placas solares, lámparas, neveras y  abanicos solares aun a costa de grandes sacrificios. Después del paso del huracán muchos buscando comida ya preparada “descubrieron” negocios que todavía hoy visitan.

 

Más visitas a restaurantes

De acuerdo a los datos de un estudio realizado por Gaither Internacional para la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico ( ASORE), el  porcentaje de personas que visitan un restaurante de comida rápida es superior hoy al de antes de María. Los que más lo hacen son los jóvenes con 34 años o menos.

Además, los boricuas  utilizaron marcas desconocidas  que estaban disponibles en tiendas y supermercados y ante la necesidad optaron por adquirirlas. En la actualidad una queja común es que todavía hay ciertos productos que no se consiguen  con facilidad.

Por otro lado, hay que reconocer que la radio se convirtió en el medio de comunicación más utilizado  y casi único durante el huracán y un tiempo después del fenómeno. Esto debido a la falta de electricidad y a que las telecomunicaciones colapsaron.

Sin embargo, de enero en adelante empezó a estabilizarse el uso de medios, y los dominantes son la televisión y  las redes sociales.

No puedo dejar de mencionar unos datos que me parecieron muy interesantes. A pesar de las necesidades que han pasado muchos puertorriqueños, otros han vivido experiencias diferentes.

 

Aumentan cirugías estéticas

De acuerdo a artículos publicados, han aumentado  los tratamientos estéticos tras el paso del huracán. Entre los servicios más solicitados por los puertorriqueños están los tratamientos de firmeza y los de reducción de grasa corporal.

El dermatólogo Luis Ortiz Espinosa indicó que en las dos décadas que lleva abierta su clínica Novaderm, en Carolina,  noviembre ha sido el mejor en veinte años, en el que más servicios se han realizado.

Estos datos me hacen recordar que la directora de mercadeo de Plaza del Caribe reconoció en un panel celebrado en la Universidad de Puerto Rico, en Ponce, que las Navidades pasadas fueron reportó mayores ventas en la historia del centro comercial. Una pregunta obligada que se planteó en aquella ocasión fue: ¿Cómo podemos explicar esto?

Hablamos de la psicología, de las razones o motivos psicológicos. Ir al mall era un escape, un desahogo, un consuelo…. ¿También en el caso de los tratamientos estéticos?

¿Qué opinas amigo lector? Espero tus comentarios. empresasymercado@gmail.com ¡Hasta la próxima!