Los nuevos rostros de los comerciales y la publicidad

El niño Lucas Warren de un año de edad y natural de Georgia fue escogido entre 140,000 participantes para ser la imagen de la marca Gerber. Este concurso se lleva a cabo desde 1928 y el primer bebé escogido es en la actualidad una mujer de 90 años.

La noticia de la selección de Warren recorrió el mundo en los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales. Por primera vez en su historia, Gerber escogió un niño con Síndrome de Down.

El Chief Executive Officer (CEO) de Gerber indicó que Warren “desborda alegría y ganas de vivir”. Su sonrisa y expresión de felicidad cautivó a los jueces que evaluaron a los niños.

Para los que estudiamos la disciplina de mercadeo esta noticia es histórica. El niño será el protagonista de toda la publicidad de la empresa en 2018 y con esta decisión Gerber comunica valores… la inclusión. El niño es realmente un encanto, sé que puede sensibilizar al mundo.

Es importante reconocer que ya otras empresas habían comenzado a incluir en sus esfuerzos promocionales niños y jóvenes con algún tipo de discapacidad. En el año 2014, Gap utilizó varios niños con Síndrome Down para modelar su línea ED.

Un año después, la empresa Target incluyó niños con problemas de movilidad en su catálogo de octubre para promocionar disfraces.

En Puerto Rico la joven de dieciséis años Dalila Zapata se ha destacado por modelar incluso fuera de Puerto Rico, para diseñadores locales. La joven tiene el Síndrome Down.

La modelo Rebekah Marine nació sin un antebrazo y cuenta con una prótesis biónica y Viktoria Modesta perdió una pierna y sigue modelando.  Winnie Harlow sufre de vitíligo y ha sido contratada por la compañía Victoria Secret, dando así un paso al frente en la inclusión de diversos cánones de belleza.

Por otra parte, la empresa Dove hizo historia al desarrollar una campaña de publicidad conocida como “Por la belleza real”.

Para desarrollarla, condujo una investigación internacional donde dio a conocer la importancia de ampliar el concepto de belleza femenina ya que solo un 2% de las miles de mujeres estudiadas se consideraba bella.

Decidieron utilizar como modelos de las campañas “mujeres reales” con mucho y poco busto, con pecas, mayores y con arrugas, muy delgadas y con curvas, entre otras. Sus comerciales y documentales han sido exitosos. Las mujeres consideraron que Dove las comprende y las respeta. La empresa trasciende al tratar de llevar mensajes que ayudan a la autoestima de las mujeres. Me parece un esfuerzo genial de parte de la empresa.

Por otra parte, otros rostros que vemos en los comerciales son los de los empleados de las empresas anunciantes. Primera Hora utilizó a los porteadores en la campaña El líder de la calle.

Avon cuenta con sus representantes para sus anuncios, al igual que Sams Club. Además, vemos en los comerciales, los rostros de clientes reales, no modelos, como en la campaña controversial de WIC que utiliza diferentes mujeres que actualmente son beneficiarias del programa federal.

Te invito a que si ves televisión me comentes si hay comerciales que te llamen la atención. Me puedes escribir a: empresasymercados@gmail.com. ¡Hasta la próxima!