Manos a la obra con el huerto casero

Por José Herminio Zayas Bermúdez, MBA

En esta ocasión les estaré ofreciendo información sobre tres temas: preparación y selección del terreno, preparación del semillero y el abonamiento.

El mejor ejemplo para explicarle el tema es pensar en el terreno de su casa. El terreno es el medio donde se encuentran los nutrimentos que utilizan las plantas para crecer y desarrollar las raíces.  Las plantas requieren que el terreno sea un suelto, fértil y bien acondicionado.  Un terreno ideal se supone que tenga partes iguales de arena, arcilla y limo.

Comencemos con los siguientes consejos:

• Identifique el área que va destinar para su huerto.

• Eliminar materiales extraños: rocas, escombros, malezas

• Labre el suelo (hacerlo de 6 a 9 pulgadas de profundidad)

• Marque el área de trabajo

• Incorpore abono y arena de río o tierra preparada en esa área que escogió para su huerto

• Rastrille y desmenuce

• Y comience a hacer los bancos o ahoyar en el área que va a sembrar.

Al labrar el terreno:

• Mejoramos la estructura del suelo para favorecer el drenaje.

• Controlamos malezas y patógenos.

• Distribuimos los espacios del cultivo.

• Proveemos ambiente favorable para el desarrollo del cultivo.

Una vez tengamos el espacio seleccionado y limpio, procedemos a verificar el suelo. El área debe tener un buen drenaje y en algún momento del día, el sol debería de entrar al lugar. Si ya ha sembrado anteriormente y no se le ha dado nada, entonces debemos hacer una enmienda al suelo. Podemos enmendar los suelos aplicando composta, ya sea animal o vegetativa, además podemos mezclar partes iguales de arena de río,  “top soil” o podemos comprar tierra preparada abonada y la mezclamos con lo que tengamos en nuestras casas.

Preparación del semillero

Cuando sembramos debemos tomar en consideración la calidad de la tierra de germinación y la calidad de las semillas.  Los siguientes consejos nos ayudarán a obtener unos buenos resultados:

• Utilizar una bandeja de germinación.  Si no tenemos bandejas, podemos reusar cartones de huevo, envases de leche, jugo, unir pedazos de madera, etc.

• La tierra que utilicemos debe ser una tierra preparada, especial para germinar, con o sin composta

• Sembrar 2-3 semillas por agujero.

• Cubrir semilla con tierra y humedecer con agua.  Regaremos con agua dos veces al día: en la mañana y en la tarde. El agujero que haga para la semilla debe ser del mismo tamaño de la semilla.  No entierre ni aplaste la semilla con la tierra.

• Mantener la humedad durante la germinación.

• Luego de germinar colocar a pleno sol, verificando que no le afecte directamente.

• Controle insectos, lapas y enfermedades desde esta etapa.

• Seleccionar las plántulas más fuertes y trasplantar.

La semana entrante continuaremos con la importancia del semillero, los abonos y cómo hacer una buena composta casera. También hablaremos un poco del trasplante de las plántulas.  Si tiene alguna recomendación para AgroConversemos no dude en comunicarse conmigo a: jose.zayas5@upr.edu ¡Hasta la próxima!

2 comments

Deja un comentario