Mantenga el control de su diabetes durante las vacaciones

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Salirse de la rutina es parte de la diversión durante las vacaciones y los viajes. Sin embargo, es importante mantener sus cuidados, especialmente si tiene diabetes.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades ofrecen una serie de recomendaciones enfocadas en proteger su salud. Las comidas fuera de casa, los cambios en la cantidad de actividad física que haga y las diferencias en las zonas horarias mientras viaje pueden afectar la manera en que controle la diabetes. Antes de salir, repase los siguientes consejos para cuidarse:

No olvide sus medicamentos

Empaque el doble de los suministros para la diabetes que prevé usar, en caso de que haya demoras en el viaje. Asegúrese de que todas las jeringas o plumas de insulina (incluidos los frascos de insulina) estén claramente marcadas con la etiqueta farmacéutica impresa que identifica los medicamentos.

Lleve consigo copias de las recetas médicas. Si usa insulina, asegúrese de empacar también un kit de emergencia con glucagón. Lleve una tarjeta en su billetera o cartera, una pulsera o un collar de identificación médica que diga que usted tiene diabetes y si usa medicamentos para controlarla.

Los viajes por tierra

Prepare una pequeña nevera portátil con alimentos que pueden ser difíciles de conseguir en el viaje, como fruta fresca y verduras crudas en trozos. También puede empacar frutas deshidratadas, frutos secos y semillas. Como estos alimentos pueden tener muchas calorías, prepare porciones pequeñas (¼ de taza). Lleve algunas botellas de agua en vez de gaseosas o jugos azucarados.

Además, si viaja y lleva insulina, no la guarde a la luz directa del sol o en un automóvil caliente. Manténgala en una nevera portátil, pero no la coloque directamente en el hielo ni sobre un paquete de gel frío. Disminuya su riesgo de tener coágulos sanguíneos levantándose a caminar cada una o dos horas.

Los viajes aéreos

Planifique tanto los alimentos como los suministros médicos para su vuelo. Si le servirán comidas durante el vuelo, solicite anticipadamente una adecuada para personas con diabetes, baja en grasa o baja en colesterol. Si la aerolínea no ofrece comidas, lleve consigo alimentos nutritivos.

Ponga todos los suministros para la diabetes en su equipaje de mano. Recuerde empacar refrigerios en caso de demoras de vuelos. Mantenga los medicamentos y refrigerios en su asiento para tenerlos a mano. No los guarde en los compartimentos superiores ni en las maletas que vaya a despachar.

Recuerde estos hábitos saludables aportarán en hacer de su viaje uno más placentero.