María, los consumidores y las Pymes

 

Hemos comenzado este nuevo año de una manera inusual producto del paso del huracán María.

Aproximadamente el 50% de los abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica se encuentran sin servicio.

Además, muchos puertorriqueños que residen en la zona central y rural de Puerto Rico, que han sufrido pérdidas, siguen esperando ayudas. Escuché, en una entrevista radial, al alcalde de Yabucoa decir que esperan, que su pueblo, puedan contar con energía eléctrica en verano.

Hay pueblos con luz en el centro urbano, pero… con oscuridad en los barrios. Me preocupa que esta situación se convierta en algo “normal”, “aceptable”, “entendible”.

Por otro lado, le he seguido la pista a todo lo relacionado con el consumo y las ventas durante este periodo navideño tan atípico.

En lo que se refiere al consumo de los boricuas, la agencia Arteaga & Arteaga ha realizado una investigación titulada Pulsos vitales del bolsillo boricua. A pesar de que la muestra utilizada para el estudio fue muy pequeña (500 personas), y entiendo que no probabilística, hay aspectos planteados y estudiados muy interesantes.

Ya sabíamos por el estudio que realizó la empresa IPSOS para MIDA presentado en junio de 2017, que el consumidor boricua está siendo más cauteloso al comprar, busca calidad y buenos precios.

Mientras, Arteaga & Arteaga reporta que el consumidor puertorriqueño post   María ha reducido todo aquel gasto que no represente una verdadera necesidad. Una de las áreas más afectadas es el entretenimiento.

Según se dio a conocer, el 97% ha reducido sus “jangueos”, prefieren bebidas más baratas y lugares más económicos. En lo que se refiere a los servicios de Internet, también han preferido ofertas más económicas, aunque esto implique menos velocidad y beneficios.

Además, se encontraron latentes otras tendencias que se han visto en los últimos años y son la poca lealtad a las marcas, llevar comida al trabajo y menos salidas para socializar. Se compra pensando en la economía.

Llama la atención, además, que el consumidor boricua que participó de este estudio indicó que ha bajado los gastos en el cuidado personal como la visita a salones de belleza y arreglo de uñas.

En lo que se refiere a los pequeños negocios, es preocupante su situación. Sabemos de la situación difícil de los supermercados, los laboratorios clínicos y de las farmacias de la comunidad. Pero realmente se ha señalado que en general la situación económica para muchos pequeños comerciantes después de María, es muy difícil.

Como ya les indiqué, los estudiantes de la UPR, Recinto de Ponce, están realizando una investigación titulada Radiografía de las Pymes de la zona sur después de María.

Debido a la interrupción por el periodo navideño no la hemos terminado, pero esperamos concluirla tan pronto regresemos y podamos seguir entrando los datos al programa de computadoras utilizado.

Deseamos ampliar la muestra, pero para eso necesitamos la colaboración de las Pymes. A raíz de esta investigación, la Asociación de Laboratorios Clínicos me ha pedido que la realice para ellos exclusivamente y ya hemos comenzado a recoger los datos.

La realidad es que es esencial que cooperen con nosotros completando el cuestionario. Desde esta columna les pido a los comerciantes de los pueblos de Guayanilla, Yauco, Guánica, Peñuelas, Ponce, Juana Díaz, Salinas, Santa Isabel, Coamo, Villalba, Arroyo, Jayuya, Orocovis, Utuado, Guayama y Adjuntas, que cooperen con nuestro estudio. Pueden comunicarse a través de mi correo electrónico: eva.lopez1@upr.edu.

Igual les solicito a los dueños(as) de laboratorios clínicos. Sus cuestionarios están disponibles a través de la presidenta la licenciada Alba Rivera. El mismo ha sido preparado especialmente para ustedes. Se ha digitalizado y además se ha hecho disponible en papel (“hard copy”). Gracias a todos por su colaboración.

¡Hasta la próxima!