Mercado del cannabis

Por Angelique Fragoso

redaccion@esnoticiapr.com

 

Son varias las compañías que apuestan a la venta y distribución de cannabis a los pacientes certificados por el Departamento de Salud (DS) para consumirlo como un medio para aliviar los síntomas de las condiciones debilitantes que les aquejan.

Una de las compañías certificadas por Salud es Nextgen Pharma, la cual ha invertido $2.5 millones entre licencias, el área de cultivo de 60,000 pies cuadrados y un centenar de empleos indirectos para la construcción de las facilidades.

Una vez se comience a dispensar el cannabis a las cientos de personas que están autorizadas para su consumo, lo que se anticipó será el próximo mes de diciembre, Nextgen Pharma anunciará con exactitud su localización en la Isla, indicó Ricardo Soto, portavoz de la compañía.

Carmen Serrano, socia de la empresa, informó que su compañía se concentrará, por el momento, en la producción de la flor y de aceites para uso sublingual o para mezclar con refrescos.

“Aspiramos a, posteriormente, en el año 2017, también proveer los comestibles preparados con infusión de cannabis”, adelantó Serrano, quien explicó que los precios pueden variar dependiendo de la dosis y de la presentación del producto.

“Ahora mismo en nuestras proyecciones están precios comparables a estados donde se ha regulado el cannabis medicinal. Podríamos comenzar en $20 el gramo en flor y los aceites pueden fluctuar por las concentraciones, los miligramos y las presentaciones. Esos podrían estar en 40 a 70 dólares”, estimó.

 

Regulaciones de venta

El consumo de cannabis es altamente regulado, por lo que el DS establece la cantidad de producto que se les puede dispensar a los pacientes en un establecimiento licenciado para estos fines.

“Todo centro de cannabis medicinal y sus empleados tienen prohibido vender más de dos onzas y media del producto o su equivalente en un artículo con infusión de cannabis medicinal en una transacción de venta”, dispone el Artículo 17 del Reglamento 8766 del DS.

El mismo estipula que si el paciente designó al establecimiento como su centro primario y proveyó documentación de su médico, que evidencie que es necesario mayor cantidad del producto para su tratamiento, el centro puede venderle más de lo estipulado en el reglamento.

 

Dispensario vs. Comercio

Fernando Ramos, gerente general de Hemp Meds, compañía que suple productos derivados del cannabis a más de un centenar de farmacias en Puerto Rico, explicó que la gran diferencia entre el cannabis medicinal y el producto que él distribuye, es que éste se saca del cáñamo y no de la planta de la marihuana.

La marihuana, señaló, tiene altos niveles de THC, un ingrediente psicoactivo, lo que lo clasifica como una droga o sustancia con alto potencial de abuso.

Explicó que el producto derivado del cannabis que se vende en las farmacias, lo que tiene es cannabidiol (CBD), un compuesto que, según estudios científicos, es e f i c a z para aliviar una gama de condiciones debilitantes.

“La ley federal establece que si el CBD es extraído del cáñamo industrial y contiene menos de 0.3 de THC prácticamente no cae en ninguna clasificación y por eso es que nuestra marca es legal en los 50 estados de Estados Unidos”, cercioró.

Ramos indicó que se vende sin receta y lo despachan hasta a domicilio, porque no tiene ningún tipo de peligro psicoactivo como es el caso del cannabis medicinal que regula el DS.

 

Variedades y precios

Jayson Negrón Rivera, propietario de Discount Vitamins, una tienda de productos naturales, explicó que los suplementos a base de CBD, por lo general vienen en aceites o cápsulas y sus precios comienzan en$19.99 y contienen entre 100 y 1,000 mg.

En el caso de los productos que suple Ramos, sus precios fluctúan entre $29 y $375, contienen entre 100 mg y 2,400 mg, y deben durar para aproximadamente un mes.

Ramos recomendó que a la hora de comprar un producto con CBD el paciente debe cerciorarse de que “la etiqueta no te diga enriquecido o no te diga qué contenido de CBD tiene; lo debe decir, porque debe estar certificado”.

Deja un comentario

*