Merma el público en la Venta del Madrugador

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La situación que vive el país tras el paso del huracán María no detuvo a miles de consumidores que amanecieron frente a los comercios para comprar en la llamada Venta del Madrugador aunque la mayoría coincidió en que habían menos personas que en años anteriores.

“No todo el mundo está bien económicamente para estar comprando”, expresó Kevin Luciano, quien viajó de Peñuelas a Ponce para comprar una consola de vídeo juegos que pagaría con dinero en efectivo.

El joven explicó que no era la primera vez que acudía a la Venta del Madrugador y que en otros años habían más consumidores. El paso del huracán María “obviamente afecto”, dijo.

La entrada de público a la tienda Walmart, en el sector Baramaya, en Ponce, estuvo organizada en una larga fila que algunos estimaron en alrededor de 2,000 personas. Los clientes entraron al establecimiento en grupos reducidos y mantuvieron la calma al momento de abrir las puertas a las 6:00 am. La mayoría llegó en horas de la madrugada aunque un reducido grupo comenzó la fila la noche antes.

Dailyn Galarza, de la comunidad El Tuque, en Ponce, acudió a comprar una máquina de vídeo juego y artículos del hogar.  Galarza coincidió en que “el año pasado había mucho más gente. La diferencia se nota bastante”.

Mientras, Robert Sepúlveda, también residente en Ponce, salió complacido porque consiguió el televisor que buscaba. Eso sí, destacó que “hay menos personas que otros años por la cuestión del huracán”.

Otro que llegó de Peñuelas fue Manuel Martínez, quien “esperaba más público, porque la gente está ansiosa de salir de sus casas… yo esperaba más gente”.

¿No cree que hay problemas económicos en el país? “Estos problemas los hace el Gobierno. Cada individuo tiene su presupuesto. A pesar de que estamos pasando por una situación difícil, el Gobierno es el que hace que esté la situación apretada. Aquí estamos; hay muchas personas”, respondió.

Mientras, Julia Rita Alvarado, dijo que “dentro de lo que uno tiene, guarda un dinerito para este día”. ¿Hay dinero? “Claro, definitivo”, respondió a pregunta de la situación económica del país tras el paso del huracán María.

Por su parte, la consumidora Carmen Rodriguez, residente en Guayanilla, dijo que acudió a la Venta del Madrugador en busca de reponer artículos que perdió con el paso del huracán María.

¿Qué la motivó a hacer sus compras en esta venta? “La necesidad de tener los artículos que uno pierde”, respondió la guayanillense, quien dijo haber pagado con tarjeta de crédito.

Ninguna de las más de una veintena de personas entrevistadas a la salida del establecimiento se quejó de que no consiguió el artículo que buscaba aun cuando la cadena de tiendas adelantó que no tendría determinados productos.