Mikaela: joven promesa de la trova peñolana

Por Myriam Enid Rodríguez Hernández

Especial para Es Noticia

 

PEÑUELAS – El Valle de los Flamboyanes… mi Peñuelas amado, ha dado numerosos músicos y cantantes de trova. Muchos desde sus años mozos. Tal es el caso de Mikaela Martínez Maldonado. A sus cortos 6 años, ya da muestras de ser una niña con rigurosa disciplina.

Adicionar a dedicar parte de su tiempo a desarrollarse como trovadora, Mikaela también es estudiante de excelencia académica en el Colegio Mundo Infantil Bennette. A la tierna edad de los 5 años dominaba el escenario como toda una profesional.  Y lo trae en la sangre. 

En su abuela materna, la trovadora peñolana Carmita Echevarría, vio un ejemplo viviente de los pasos que quería seguir.  Contrario a otros niños, Mikaela escucha fielmente la música típica puertorriqueña. De la mano de Luisito Rodríguez y su Conjunto Sabrosón hizo su primera incursión a la cantada, ya que acostumbra acompañar a su abuela a sus presentaciones.  Lo que se hereda no se hurta.  Como dijo el gran escritor Oscar Wilde y cito: “El medio mejor para hacer buenos a los niños, es hacerlos felices”.

En diversas actividades escolares ha demostrado su talento y para nada tiene miedo escénico.  Domina ampliamente y con suma seguridad las tarimas donde se ha presentado.

No ha descuidado sus labores escolares y en mayo pasado fue galardonada por su colegio reconociéndole su excelencia académica.  Su mentor, y quien es el autor de la música que interpreta, el compositor Remi Delgado, estuvo presente apoyándola y comprometiéndose en seguirla preparando musicalmente. En adición, el comité Unidos por la Cultura también le otorgó algunos premios para seguir fomentando en ella su amor hacia nuestra cultura. 

Todo puertorriqueño, residente de aquí o en la diáspora exuda patria al escuchar el acorde de nuestra música nacional autóctona. Y en la voz de un niño mucho más.  Desde la memoria más tenue, hasta el pensamiento mejor vivido en nuestra existencia nos hace conectar con el campo, con nuestros barrios y montañas, con el pitirre, al vivir la experiencia de sentir palpitar el acorde de una décima, de un aguinaldo en todas sus vertientes en la voz pura y melodiosa de Mikaela que, sin lugar a duda, nos hace pensar que no todo está perdido. 

Mikaela camina de la mano del gran músico y director del Grupo Acordes Boricuas, Frank Cortés, quien no escatima esfuerzo en darle la oportunidad de expresar mediante su voz el gran talento para la trova. Para Peñuelas es un gran orgullo tener tan novel exponente de nuestra cultura.  Sigamos apoyando la gesta de esta joven juglar quien lleva con gallardía y elegancia como estandarte la música que nos ha definido como pueblo.