Millonaria inversión en áreas para cultivar el cannabis medicinal

Por Angelique Fragoso Quiñones

redaccion@esnoticiapr.com

 

En secreto. Así se encuentran las áreas de cultivo de la marihuana para uso medicinal en Puerto Rico.

“Creo que eventualmente todo el mundo se enterará dónde están localizadas todas las compañías, pero tratamos, por razones de seguridad, no divulgar; creo que esa es una de las políticas del Departamento de Salud (DS), que no se divulgue dónde están los cultivos”, explicó Alberto Burckhart, presidente de IMC Corporation, compañía licenciada por el DS para esos fines.

Sin embargo, señaló que las personas tendrán conocimiento de dónde estarán ubicados los dispensarios a los que ellos le suplirán productos a base de cannabis medicinal.

Burckhart se limitó a informar que la empresa que preside posee dos áreas de cultivo cerradas en localizaciones distintas en suelo ponceño. También prefirió reservar los detalles de la cantidad de pies cuadrados dedicados a la siembra y cuánta demanda de pacientes podrían suplir.

En su lugar dijo que entiende que “va a haber entre 150 y 250 mil pacientes recurrentes en Puerto Rico y que eso va a tomar su tiempo para llegar a ese número, más o menos cinco años; se pudiese decir que la demanda en Puerto Rico, cuando el mercado esté maduro debe rondar alrededor de 50 toneladas métricas al año”, estimó.

El empresario aclaró que “no somos dueños de dispensario, nos enfocamos más en el área de manufactura y cultivo, pero entiendo que para principios del año que viene debe haber productos en los dispensarios para los pacientes”.

No obstante, considera que para diciembre habrá una producción limitada disponible para los pacientes que estén debidamente registrados y con identificación del DS.

Burckhart destacó que fueron como la quinta empresa en someter solicitud de pre cualificación al DS para cultivar cannabis medicinal. “Nuestra compañía en particular, sin dar un número exacto, hemos ya invertido varios millones de dólares”, estimó.

El empresario proyectó que para cuando estén funcionando a capacidad habrán generado 100 empleos directos y muchos más empleos indirectos, estos en el área de Ponce.

“Hemos visto mucha gente con necesidad de empleo y hemos localizado varias personas para trabajar en la planta. Sabemos que son gente con destrezas que necesitamos y le hemos ofrecido empleo”, expresó Burckhart, quien aseguró que la compañía contribuirá a mejorar la economía local.

Resaltó que la compañía ofrece empleos en todas las áreas que necesita una corporación. “Desde contabilidad hasta mercadeo, control de calidad, limpieza cultivo y manufactura”, mencionó.

Explicó que solo se dedicarán al cultivo y la manufactura del cannabis y por el momento no contemplan la posibilidad de tener su propio dispensario.

“Hay dos tipos de manufactura: manufactura a base de aceites y manufactura a base de comestibles. Tenemos todos los productos desde cápsulas, gotas, supositorios, parchos, aceite para vaporizar hasta comestibles y obviamente la flor que la vamos a estar vendiendo” adelantó.

Burckhart proyecta que muchas personas interesadas en la industria del cannabis se van a interesar más en establecer sus dispensarios, porque la inversión es mucho menos que la de un área de cultivo. “La inversión en la parte de manufactura y cultivo es una inversión mucho más grande que la inversión en un dispensario. Es una operación mucho más compleja porque tiene que cumplir con reglamentación de farmacéutica”, puntualizó.

Por otra parte, el empresario destacó que es importante aclararles a los usuarios del cannabis medicinal que el auto cultivo es ilegal en Puerto Rico, a diferencia de otros estados de la nación americana.

“En Puerto Rico el autocultivo de la marihuana no se permite, este se fue bajo un modelo más estilo farmacéutico, ningún paciente puede cultivarlo en su casa”, advirtió Burckhart.

La duda surge cuando un periódico de circulación nacional le preguntó a Matthew Donahue, nuevo director de la DEA (Drug Enforcement Administration), que si ahora que era legal cultivar plantas de marihuana para uso medicinal la DEA intervendría. Por lo que este respondió que habría problemas si los usuarios lo cultivasen en grandes proporciones.

En Puerto Rico es legal el cultivo de la marihuana siempre y cuando sea para uso medicinal y cumpla con el Reglamento 8766 del DS que estipula, quiénes y bajo qué condiciones, podrán usar, poseer, cultivar, manufacturar, fabricar, dispensar, distribuir e investigar el cannabis medicinal.

En ningún caso se acepta el auto cultivo. “El paciente cualificado utilizará para su consumo el cannabis medicinal y no podrá cultivar el mismo aun cuando alegue que la utilizará con fines médicos”, lee el Artículo 18 del Reglamento 8766 sobre el cannabis medicinal.

Deja un comentario

*