Modelo cooperativo

La Ley Número 233 de Corporaciones de Beneficio Social existe en Puerto Rico desde 2015. Se firmó en busca de incluir en el marco legal corporativo puertorriqueño la Corporación de Beneficio Social y la Compañía de Responsabilidad Limitada con Fin Social.

Una Corporación de Beneficio Social, según el Artículo 23.03 de dicha Ley, es una corporación con fines de lucro, que puede emitir valores y acciones de capital y cuya misión y propósito deben estar dirigidos a fomentar el beneficio público general.  Para estos fines, una Corporación de Beneficio Social podrá administrarse a base de lo siguiente:

  1. Primacía del fin social, que se concreta en gestión autónoma y transparente, que conlleva priorizar la toma de decisiones en función de las personas y sus aportaciones de trabajo y servicios prestados a la entidad.
  2. Aplicación de los resultados obtenidos de la actividad económica de manera que contribuya a la consecución del fin social de la Corporación.
  3. Promoción de la solidaridad dentro de la corporación y con la sociedad que favorezca el compromiso con el desarrollo local, la igualdad de oportunidades, la cohesión social y la integración de grupos marginados en la comunidad.
  4. Autonomía del Estado sin menoscabar el poder regulatorio que ostenta.

El Artículo 23.03 también define el ‘Beneficio Público General’ como un impacto positivo sustancial sobre la sociedad o el ambiente, que pueda ser medible y evaluado bajo estándares independientes, a través de actividades que promueven uno o más de los siguientes beneficios públicos:

  1. Brindar servicios a personas o comunidades de ingresos bajos o moderados, definidos como aquellas comunidades o personas cuyo ingreso per cápita del hogar se encuentre por debajo del ochenta por ciento (80%) de la mediana de ingreso de Puerto Rico;
  2. Promover oportunidades económicas y empleo para personas o comunidades de ingresos bajos, definidos como aquellas comunidades o personas cuyo ingreso per cápita del hogar se encuentre por debajo del ochenta por ciento (80%) de la mediana de ingreso de Puerto Rico, más allá de la mera creación de puestos de trabajo en el curso ordinario de operaciones o de negocio de la Corporación de Beneficio Social;
  3. Promover actividades destinadas a proteger o restaurar el medio ambiente, o desarrollar fuentes alternas de energía.
  4. Mejorar la salud humana de forma ética y responsable.
  5. La promoción de las artes, las ciencias, o el avance de los conocimientos y la creatividad como fuentes de desarrollo económico.
  6. El aumento de los flujos de capital a las entidades con el propósito de beneficiar a la sociedad o el medio ambiente.
  7. Preservación histórica, revitalización o embellecimiento urbano.
  8. Actividades destinadas a crear, promover, mercadear, distribuir o producir bienes o servicios desde las prácticas de comercio justo (conocido en el idioma inglés como “fair trade”).
  9. Cualquier otro beneficio a la sociedad o al medio ambiente.

Con sólo $150.00 tu comunidad puede organizarse y recibir fondos. Toda la ganancia va dirigida al bien común y no para los individuos, o sea, las ganancias al final de año se invierten en sistemas eléctricos, alcantarillados, defensa del ambiente, belleza y ornato de la comunidad y educación.

Toda organización comunitaria debe tener personalidad jurídica para operaciones productivas, económicas y educativas.

Hasta la próxima. Puede escribirme a: rrodrig711@aol.com