Muere oficial correccional mientras otros temen por su vida

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La lista de denuncias sobre las condiciones en que laboran los oficiales de custodia, en especial los del centro correccional Las Cucharas, en esta Ciudad, salió a relucir cuando -la tarde del miércoles- uno de ellos recibió una golpiza. El oficial murió la noche del jueves en el Centro Médico, en Río Piedras.

Oficial Pedro Rodríguez murió anoche.

El empleado del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) que falleció fue identificado como Pedro Rodríguez Mateo, era padre de una quinceañera pacientes de cáncer, informaron sus compañeros de trabajo.

El reo agresor, identificado por la Policía como Luis Sostre Piccinnini, cumple una condena de 71 años en máxima seguridad por una masacre ocurrida en el 2011, en Vega Baja.

«Hacemos lo que se puede, con lo que hay», dijo el oficial Carlos Rodríguez, delegado de Alianza Correccional Unida (ACU), mientras relataba las condiciones en que trabajan. 

¿Los oficiales de Corrección temen por su vida? 

"Claro que sí", afirmó Rodríguez.    
Oficial de custodia Pedro Rodríguez llega al Centro Médico.

Los oficiales de custodia que hablaron con Es Noticia, la inmensa mayoría solicitando el anonimato y que no le tomaran fotos por temor a represalias, denunciaron un listado de irregularidades en las cárceles del país, entre ellas, carencia de equipos y materiales para trabajar con una población, en la mayoría de los casos, con conducta agresiva.

El Departamento de Corrección no estuvo disponible para contestar preguntas.

La principal de las denuncias de los oficiales correccionales fue la falta de personal. Resaltaron que la agresión ocurrió en un turno donde solo había tres oficiales correccionales, entre ellos una fémina, para atender todos los que recibieron visita ese miércoles.

Un comunicado de prensa del DCR señala que compañeros del oficial de custodia intervinieron rápido para prestarle ayuda.

No obstante, los oficiales negaron ese dato y señalaron que pasaron varios minutos en lo que otro oficial se percató porque fue en el área de registro donde el confinado se tiene que quitar la ropa y no era a la vista de todos. «Estaba solo con el confinado», confirmó Rodríguez. 

Señalaron que se trata de visitas de contacto y que es precisamente en ese tipo de visitas -en la que al confinado le quitan las ataduras- que ocurren situaciones como la del miércoles donde aparentemente el reo fue sorprendido -durante el registro que le realizan una vez termina la visita- intentando entrar droga a la institución.

Mencionaron que, la semana anterior intervinieron con otros tres reos que tras recibir la visita le ocuparon droga.

En el caso donde el oficial de custodia fue agredido, según informaron, era tanta la falta de personal que el reo logró cruzar varios portones de rejas hasta llegar a su módulo sin que nadie se percatara que venía de dejar inconsciente al oficial correccional. Los portones se encontraban abiertos por falta de personal, denunciaron. 

¿Nadie le preguntó -al reo- porque regresó solo a su celda?, se le preguntó al oficial correccional. «¿Quién (le iba a preguntar)? si no hay personal», respondió otro de los oficiales. Nadie supo informar qué pasó con la supuesta droga que el reo trataba de entrar. Tras la agresión, el reo fue trasladado a otra institución. 

Las denuncias de los empleados van más allá del incidente del miércoles. El listado de quejas superaba la veintena. Algunas de ellas fueron: 

  • Falta de personal.
  • Salario básico de $1,600 mensuales que no les aumentan desde que entró en vigor el salario mínimo federal.
  • Durante este cuatrienio no han recibido dinero ni le han comprado uniformes y materiales, entre ellos radios de comunicación.
  • No reciben adiestramiento.
  • Cierre de la Academia que el DCR tiene en la PR-123, en Ponce, por supuesta economía.
  • Vehículos en mal estado y algunos lo han dejado a pie porque se le revientan los neumáticos dando rondas por los predios de las instituciones o no prenden debido a problemas con la batería.
  • Vehículos oficiales no tiene acondicionador de aire.
  • Portones de las celdas de la Institución 308 están rotos.
  • Anuncio del cierre de la Institución 304, en Las Cucharas, en esta Institución los portones de las celdas supuestamente funcionan.        

«La administración no nos está prestando atención», señaló el delegado de ACU. «A quién único le hacen caso aquí, es la jefe de los Ñetas», comentó uno de los oficiales, que prefirió que no lo identificaran.  

Otro de los oficiales suministró un video de un helicóptero aterrizando en el lugar y del que supuestamente se bajaron dos personas, a quien identificaron como el Secretario de Estado y el otro era un alto oficial del Gobierno, ambos supuestamente llegaron a reunirse con un líder de los Ñetas, eso ocurrió en diciembre de 2017, según informaron. (Video adjunto)

Otra de las denuncias de los oficiales correccionales está asociada a que los confinados son llevados a diversas actividades fuera de la institución, incluyendo conciertos de regueton, sin que le avisen al Comité de Víctimas que ese reo estará fuera de la institución.