Mujeres duran más que los hombres

Por Angelique Fragoso Quiñones

angelique.fragoso@esnoticiapr.com

 

Factores como la genética, el estilo de vida, la atención médica temprana y el estar menos expuestas a trabajos, deportes o actividades de alto riesgo, ha ayudado a las mujeres a superar la expectativa de vida de los hombres por una brecha de siete años.

Las estadísticas más recientes de mortalidad del Departamento de Salud de Puerto Rico -de 2014- demuestran que las mujeres tienen mayor probabilidad de sobrevivencia que el hombre desde antes de su nacimiento.

Tanto en la mortalidad fetal, en la mortalidad infantil y la mortalidad general, el hombre superó a la mujer co una tasa de mortalidad mayor.

“Mediante el análisis de datos ajustados de mortalidad encontré que en las primeras 19 causas de muerte en Puerto Rico, la única causa donde hay un riesgo mayor en la mujer es para la enfermedad de Alzhéimer, que la tasa es de 45.9 por cada 100 mil habitantes y la de los varones de 38.7”, informó la demógrafa Judith Rodríguez Figueroa.

Esto significa que en el resto de las causas de muerte como los tumores, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, las enfermedades de las vías respiratorias y los accidentes u homicidios, el hombre tiene un riesgo mayor de muerte que las mujeres.

Las estadísticas de accidentes y homicidios comprueban que el hombre se expone más al peligro que las mujeres.

“La tasa de accidentes en las mujeres es de 9.7 por cada 100 mil habitantes y en los hombres de 40.8, la diferencia entre hombres y mujeres es bastante grande”, ilustró Rodríguez Figueroa.

 

Longevidad femenina en el mundo

“En aquellos países que tienen unas condiciones socioeconómicas deplorables, donde la condición de la mujer es inferior a la del hombre, se pueden observar unos niveles de mortalidad mayores en las mujeres que en los hombres”, explicó Rodríguez Figueroa sobre sus hallazgos.

Según un análisis de datos del Population References Bureau, para el 2016 la expectativa de vida de las mujeres a nivel mundial oscilaba entre 89 y 53 años, donde la más alta se reflejó en San Marino, una república parlamentaria de Italia y, la más baja, en la República Centroafricana.

El único país que no presentó una expectativa de vida más alta que los hombres fue Nigeria donde ambos sexos se esperaba que vivieran 53 años.

“Esto indica que, independientemente el desarrollo de los países del mundo, de acuerdo a estas referencias las mujeres muestran un largo de vida mucho mayor que los hombres”, analizó Rodríguez Figueroa.

Otro indicador de la longevidad femenina en Puerto Rico es que el 63% de los adultos mayores de 85 años son mujeres versus un 37% hombres. “De cada tres personas de 85 años o más, dos son mujeres y uno es varón”, calculó.

El hombre es más arriesgado

Una de las razones a las que se le atribuye el que la mujer viva más que el hombre es el hecho de que el hombre se expone a trabajos más arriesgados, por lo general fuman y consumen en promedio más alcohol que las mujeres y por naturaleza le gustan los deportes extremos.

Sin embargo, cada vez son más las mujeres que se adentran a estilos de vida parecidos a los que antes adoptaban los hombres y esto puede contribuir a que la tasa de mortalidad de las mujeres comience a aumentar nuevamente, proyectó la geropsicóloga, Nilde Cordoliani.

Igualmente –advirtió- que el estilo de vida de alto estrés por lo muchos roles que tiene que ejercer la mujer en estos tiempos puede hacer retroceder esa expectativa de vida que en los últimos años había subido por muchos factores, entre ellos el cuidado de la salud.

“Hay una banderita roja que hay que levantar y es que seguimos con el agite, con el estrés, con los múltiples roles que la mujer está desempeñando en esta sociedad, con no atenderse porque no hay tiempo, entonces eso nos va a llevar a que vamos a empezar a disminuir nuevamente la brecha y a bajar el tiempo de expectativa de vida”, alertó.

 

Teorías de la longevidad

Existen varias teorías para explicar por qué la mujer vive más que el hombre. La primera de ellas es el factor genético donde se habla de que la mujer tiene un cromosoma más que el hombre por el hecho de tener dos cromosomas X y el hombre uno X y uno Y.

Otro de los factores que se comenta es la presencia de estrógeno en la mujer. “Se ha probado que es un antioxidante, eso ayuda en la limpieza y desintoxicación del cuerpo”, indicó Cordoliani.

Señaló que expertos explican que “la testosterona puede ser que refuerce el cuerpo de los hombres a corto plazo, pero los mismos cambios de testosterona los dejan más expuestos a enfermedades cardiacas, infecciones y cáncer; esto hace que a la larga su vida se vaya acortando”.

Entre otros factores la mujer acude al médico mucho antes que el hombre por los cuidados que requiere un embarazo y el hombre, por lo general, no está dado a ir al médico y cuando se atiende es porque ya su estado de salud es crítico.

 

Secreto para una larga vida

La especialista en psicología de las personas mayores explicó que hay un trinomio básico que contribuye a que una persona pueda vivir muchos años: la dieta, el ejercicio y el descanso.

Emma Morano, una de las mujeres longevas  que aún vive y tiene 117 años asegura que el secreto de la longevidad está en: la genética, la dieta, el buen humor y en el ser independiente.

Cordoliani dice que el conjunto del secreto de Morano y el trinomio básico son los factores que contribuyen para tener una larga vida y de calidad.

Entiende que “la genética por sí sola no te garantiza una vida longeva”, sino la combinación entre la genética y un buen estilo de vida.

Deja un comentario

*