Municipios del sur: centros de desigualdad laboral

Por Mario Santana Ortiz

redaccion@esnoticiapr.com

 

La diferencia en los sueldos entre los alcaldes y el resto de los empleados es abismal en los municipios de la región sur.

En ninguno de los doce municipios sureños examinados por Es Noticia hay empleados regulares que lleguen a los $2,000 al mes. Los empleados gerenciales o de confianza con más de $3,000 al mes son pocos. En cambio, la mayoría de los alcaldes de la región gana más de $5,000 al mes y algunos más de $7,000.

La diferencia es tan grande que los sueldos de los alcaldes suelen ser de cuatro a seis veces más grandes que los sueldos de oficinistas, choferes y operadores de equipo pesado, entre otros empleados municipales regulares, según un análisis pormenorizado de la información que los municipios le entregaron a la Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales (OCAM).

Los datos examinados forman parte de los informes que entregaron los municipios a la OCAM en el año fiscal 2016-2017. Este es el año más reciente para el que el gobierno de Puerto Rico publica esta información. El análisis se limita al gasto del municipio en salarios. No incluye beneficios marginales como licencias de vacaciones y enfermedad, plan médico, aportaciones al Sistema de Retiro y al Seguro Social ni el bono de Navidad.

 

Adjuntas

En el caso de Adjuntas, los datos solo son los que informa a OCAM en el  año fiscal 2015-2016. Al siguiente año fiscal, Adjuntas no incluyó una relación de los sueldos en su informe a OCAM.

 

Ponce

De todos los sueldos de la región, el mayor es el de la alcaldesa María “Mayita” Meléndez, que asciende a $8,250 al mes o $99,000 al año.

Ponce también tiene la diferencia más amplia entre el sueldo del alcalde y de los empleados regulares. Por ejemplo, una parte de las oficinistas devengan $699 al mes. La mayoría de los empleados regulares gana menos de mil dólares al mes. Este es el resultado no solo de los bajos sueldos que ha tenido el municipio para las posiciones clericales o de oficina sino de la reducción de jornada de trabajo que está en vigor en el municipio de Ponce desde el año 2013 a causa de las dificultades con las finanzas. En Ponce, la alcaldesa Meléndez opera con un déficit que ascendía a $38 millones en el año fiscal 2013-2014.

No obstante este déficit, el sueldo de la alcaldesa Meléndez es unas 10 veces mayor al de los empleados que no llegan a los mil dólares al mes.

El ingreso per cápita (el promedio de ingreso por persona en edad productiva) era en Ponce de $9,545 para el Censo del 2010. Es posible que en estos años de deterioro económico se haya reducido el ingreso per cápita tanto en Ponce como en otros municipios del sur.

El Censo ha publicado posteriormente estimados de mediana de ingreso por hogar. Este dato podía incluir ingresos de más de una persona si se trata de hogares donde más de un adulto devenga ingresos y, por lo tanto, no sustituyen el ingreso per cápita como parámetro de ingresos individuales.

En Ponce, el Negociado del Censo estimó la mediana de ingresos por hogar en $16,561, menor a la de Juana Díaz, Villalba, Coamo y Peñuelas.

 

Yauco

En el otro extremo estaba Yauco, donde el alcalde tiene un sueldo de $2,100 al mes y de $25,2000 al año. Sin embargo, es el empleado del municipio con el mayor salario, producto de sus propios problemas fiscales. Esos problemas también llevaron a Yauco a decretar una reducción de jornada laboral.

Yauco arrastraba un déficit acumulado que en el año fiscal 2015-2016 sumaba $11.8 millones, una cifra cercana al presupuesto del municipio, según revelan los datos en la página web de la Oficina del Contralor.

Sin embargo, se diferencia de Ponce en que el cinturón en Yauco también se lo han tenido que apretar los jefes de dependencias y otro personal de confianza y no solamente los empleados regulares.

Los sueldos de los jefes de agencia no llegan a los $2,000 al mes. El vicealcalde gana $1,680, lo mismo que el director de finanzas y que la directora de recursos humanos.

Aun siendo mucho más bajo al de sus colegas, el sueldo del alcalde es más de tres veces mayor al de empleados regulares como oficinistas, conserjes, choferes y trabajadores de conservación y ornato. Estos empleados apenas devengan $628.34 cada mes.

Al igual que en Ponce, la mayoría de los empleados regulares tienen salarios que desde la reducción de jornada laboral no llegan a los mil dólares al mes.

 

Coamo

En Coamo, el sueldo del alcalde es de $6,000 al mes o de $72,000 al año. Este sueldo es más de 4 veces y media mayor a los $1,178 que ganan al mes la mayoría de los oficinistas, trabajadores de obras públicas y auxiliares de sistemas de oficina, entre otros empleados regulares.

En Coamo, el ingreso per cápita era en el año 2010 de $7,660 y la mediana de ingresos por hogar era en el año 2016 de $18,453.

 

Guánica

En Guánica, el sueldo del alcalde asciende a $4,950 al mes y a $59,400 al año y es más de cinco veces mayor al sueldo básico en ese municipio de $942.50 al mes que devengan los y las oficinistas, los conductores de vehículos pesados y los operadores de equipo pesado, entre otros empleados regulares del municipio.

En Guánica, el ingreso per cápita era en el 2010 de $6,104 y la mediana de ingresos por hogar era en el año 2016 de $13,242.

 

Guayama

En Guayama, el sueldo del alcalde asciende a $6,000 al mes y a $72,000 al año y es más de cinco veces mayor al sueldo de $1,178.12 al mes de los oficinistas y empleados de conservación y ornato, entre otros trabajadores con plazas regulares o permanentes.

Guayama tenía en el 2010 un ingreso per cápita de $8,821 y en el año 2016 una mediana de ingreso por familia de $15,078.

 

Guayanilla

En Guayanilla, el sueldo del alcalde asciende a $5,000 al mes y $60,000 al año y es cuatro veces superior al sueldo de los oficinistas, operadores de equipo pesado y empleados de obras públicas, entre otros.

Guayanilla tenía un ingreso per cápita de $6,803 y una mediana de ingreso por familia de $14,848.

 

Juana Díaz

En Juana Díaz el sueldo del alcalde es de $7,500 al mes y de $90,000 al año. Ese sueldo es cinco veces superior a los que devengan oficinistas, conserjes, conductores de vehículos livianos y pesados, operadores de equipo pesado y trabajadores de conservación y ornato, entre otros empleados municipales.

En Juana Díaz, el ingreso per cápita era de $7,928 y la mediana de ingreso por familia era de $20,231.

 

Peñuelas

En Peñuelas, el alcalde tiene un sueldo de $6,000 al mes y de $72,000 al año. Este sueldo es casi cinco veces mayor al de un oficinista, el cual asciende a $1,203 al mes.

Entre el personal de confianza, los sueldos en Peñuelas son un poco mayores que en otros municipios, incluyendo el chofer del alcalde, que devenga $2,991 al mes o $35,892 al año. Ninguno de los empleados de confianza llega a los $40,000.

En Peñuelas, el ingreso per cápita era de $6,480 y la mediana de ingreso por familia era de $16,764.

 

Salinas

En Salinas, la alcaldesa Karilyn Bonilla tiene un sueldo de $7,000 al mes y de $84,000 al año, a pesar de que se trata de un municipio con graves problemas en sus finanzas. En el año 2015-2016, Salinas arrastraba un déficit acumulado de $3 millones.

El sueldo de la alcaldesa Bonilla es casi 6 veces mayor al de un oficinista y un trabajador de obras públicas, entre otros empleados municipales.

En Salinas, el ingreso per cápita era de $6,944 y la mediana de ingreso por familia era de $16,540.

 

Santa Isabel

En Santa Isabel, el alcalde Enrique Questell tiene un ingreso de $7,500 al mes y de $90,000 al año, a pesar de que su administración opera con un déficit acumulado que en el año fiscal 2014-2015 ascendía a $3.8 millones, según los datos que publica la Oficina del Contralor.

El sueldo del alcalde Questell era seis veces mayor al de un conductor de vehículos pesados, un trabajador de obras públicas, un técnico de emergencias médicas y un oficinista de recursos humanos, entre otros empleados municipales cuyos ingresos apenas ascienden a los $1,178 al mes.

En Santa Isabel, el ingreso per cápita era de $8,530 y la mediana de ingreso por familia era de $15,295.

 

Villalba

Finalmente, en Villalba el sueldo del alcalde asciende a $6,000 al mes y a $72,000 al año y es 5 veces superior a los $1,180 al mes que devenga un oficinista, un conserje y un operador de equipo pesado, entre otros empleados regulares.

Villalba arrastraba un déficit acumulado de más de $5 millones para el año fiscal 2013-2014, según los datos en la página web de la Oficina del Contralor.

En Villalba, el ingreso per cápita era de $6,877 y la mediana de ingreso por familia era de $18,974.