Nuevo tratamiento para la incontinencia urinaria

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Una nueva terapia para la incontinencia urinaria que no conlleva el uso de medicamentos, no es invasiva y ha probado disminuir los episodios de escape de orina hasta en un 95%, comenzó a ofrecerse en Puerto Rico.

Se trata de un equipo médico que usa tecnología avanzada para tratar con contracciones la debilidad de músculos pélvicos que son responsables del mecanismo que previene la incontinencia urinaria.

De acuerdo con los doctores Henry González y Mari Tere García, quienes integran la facultad médica de Evexia Health, la incontinencia urinaria, que se define como la pérdida accidental de orina en mujeres y hombres, “a menudo impacta la calidad de vida del que la padece, ya que puede provocar episodios vergonzosos que afecten sus relaciones sociales, laborales y personales, por lo que debe tratarse. Además, también hay que prestarle atención porque puede causar irritaciones en la piel debido a la humedad en el área pélvica y hasta infecciones de las vías urinarias, entre otras complicaciones de salud”.

“El tratamiento con EMSELLA es ambulatorio, no invasivo y no causa efectos secundarios. El paciente no tiene que cambiarse de ropa para recibir la terapia y es atendido por cita previa, por lo que puede disponer mejor de su tiempo antes y después de cada sesión”, explicaron los médicos.

Cada sesión de tratamiento, ofrecida en una silla electromagnética, equivale a aproximadamente 11,000 ejercicios de Kegel, los cuales son la primera terapia recomendada para tratar la incontinencia urinaria, cuyas causas más comunes son: la edad y condiciones de salud como diabetes y vejiga hiperactiva; el parto vaginal, la menopausia y la histerectomía en mujeres; y remoción o instrumentación de la próstata, en hombres.

La terapia para la incontinencia urinaria con este equipo fue aprobada por Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) tanto para mujeres, quienes tienen mayor prevalencia, como para hombres.

De acuerdo con ensayos clínicos, resaltaron, un sistema electromagnético focalizado de alta intensidad en el que se basa este tratamiento, disminuye los episodios de escape de orina hasta en un 95%.

El tratamiento recomendado es de seis sesiones de aproximadamente 30 minutos cada una, aunque, según los médicos González y García, la mayoría de los pacientes comienzan a experimentar mejoría a partir de la segunda sesión.

Por otra parte, los doctores mencionaron que además de ayudar al paciente a controlar los escapes de orina, este tratamiento podría ofrecer beneficios secundarios asociados con el rejuvenecimiento del área al devolverle a los músculos del piso pélvico fortaleza y vigor, lo que pudiera redundar en mayor placer sexual para el paciente y su pareja. Interesados pueden comunicarse al 787-455-9535.

 

Médicos Henry González y Mari Tere García especialistas en el tratamiento.