Nutrición segura y saludable luego de un desastre natural

Al escoger frutas enlatadas selecciona la que se encuentre en su propio jugo o en light syrup.

Por Digmarie De Jesús Aponte, LND

Nutricionista

 

Existen varias interrogantes que nos hacemos luego de sufrir un desastre natural, entre ellas se encuentran: ¿Qué vamos a comer?, ¿Conseguiré alimentos?, ¿Serán saludables los productos enlatados?, No tengo luz. ¿Qué hago con mis alimentos de mi nevera? En este artículo podrás encontrar la ayuda que necesitas para lograr contestar esas interrogantes con el fin de alcanzar una nutrición saludable y sobre todo segura.

Debemos asegurarnos de que nuestros alimentos estén libres de toda contaminación. Para esto tenemos la tarea de estar pendientes de los siguientes puntos a continuación:

La temperatura de los alimentos – este punto es muy importante, lo cierto es que luego de un desastre natural es muy probable que la energía eléctrica deje de funcionar dejándonos sin refrigeración. Si esto ocurre se deben descartar los alimentos de la nevera después de 4 horas y los del congelador una vez se descongelen. Tiene como opción cocinarlos al momento, de lo contrario para evitar enfermedades en el sistema gastrointestinal debe descartarlos.

Latas abolladas – es de suma importancia que verifique que sus latas no estén abolladas o con moho. Estas señales en las latas nos muestran que no han sido almacenadas correctamente y pueden ocasionar daños a nuestro cuerpo. Así, si recibe o compra productos enlatados verifique que su producto este sano y libre de abolladuras.

Fecha de expiración – verifique que su producto este en su vida útil, luego de la fecha de expiración el producto comienza su proceso de descomposición, ingerir alimentos expirados pueden causar enfermedades gastrointestinales entre otras.

Para alimentarnos saludablemente es importante comer de los cinco grupos alimentarios que son, los farináceos, frutas, vegetales, lácteos y proteínas. ¿cómo lo hago con productos enlatados y si no tengo luz? A continuación, le explico cómo incluir alimentos de cada grupo y que opción es la más saludable.

Farináceos – de este grupo encontraremos más opciones ya que la gran mayoría no necesitan refrigeración. En este grupo se encuentra, el arroz, quinoa, pastas, galletas de soda, pan pita, pan especial, entre otros.

Frutas – posiblemente luego de un desastre natural no encontraremos frutas frescas, que es nuestra recomendación principal. Así que si nuestra opción es la fruta enlatadas selecciona la que se encuentre en su propio jugo o en light syrup. La recomendación es que, a la hora de comerlas, drenes el jugo que se encuentra en la lata y las enjuagues con agua para disminuir la cantidad de azúcar que contenga el product.

Vegetales – Con los vegetales nos ocurre algo similar como las frutas, pero en este caso, nos debemos fijar en la cantidad de sodio del producto, debemos seleccionar los vegetales en agua o bajos en sodio. Al igual que las frutas a la hora de consumirlos se drena el líquido y se enjuagan con agua para disminuir el contenido de sodio.

Lácteos – la mejor opción cuando no hay refrigeración es seleccionar la leche UHT mejor conocida como la lecha de cajita. Esta opción, aunque es la recomendada, usted debe saber que una vez abierta debe ser refrigerada para evitar la contaminación. La recomendación es comprar el empaque más pequeño de esta manera la utiliza el mismo día y evita a que se dañe. Existen diferentes opciones de leche de cajitas tales como: Sin lactosa, almendras, arroz, coco, vainilla etc.

Proteínas – Sin refrigeración no podemos contar con carnes frescas y nos desviamos a comprar productos enlatados. Debemos evitar el consumo de salchichas y jamonillas. Existen otras opciones como el pollo enlatado, atún, salmón, tofu. Pero ojo, aunque son las mejores opciones de los productos enlatados también contienen sodio para preservarlos en la lata, su uso debe ser con moderación. Otras opciones saludables que contienen proteínas son las nueces y frutos secos como también los granos [habichuelas, garbanzos, gandules].

Si contamos con una estufa de gas, un ejemplo saludable, sería el arroz con habichuelas, esta combinación hacen una comida completa ya que los habichuelas sustituyen la carne. Añadimos, ½ taza de frutas enlatadas, ½ taza de vegetales enlatados y 4oz de leche y tenemos un ejemplo de un menú saludable con los 5 grupos alimentarios.

Por último, pero no menos importante debemos hidratarnos al menos 4oz de agua cada 2horas haciendo un total de 48 oz diarias como mínimo. En caso de que no consigamos agua embotellada, que siempre será nuestra primera opción luego de un desastre natural, filtremos nuestra agua o si nuestra agua no sale turbia coloquemos 8 gotitas de cloro sin olor ni detergente en 1 galón de agua de esta manera asegurarnos que nuestra agua sea potable.

La autora es nutricionista en el Hospital La Concepción, en San Germán.