Objetan proyecto que flexibiliza portar armas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, presentó “un memorial negativo” sobre el Proyecto senatorial que flexibiliza la portación de armas de fuego y establece un término no mayor de 10 días para expedir o denegar la licencia de portación de armas.

El memorial fue presentado en una vista pública en la que el presidente de la Comisión Senatorial de Seguridad Pública, Henry Neumann, preguntó a los emisarios de Pesquera:

¿La Ley actual funciona, lo que tenemos funciona?

La respuesta de la representante del Secretario, Estrella Mar Vega, fue que sí, pero que siempre hay espacio para mejorar.

Neumann le ripostó que mostrara estadísticas específicas que evidenciaran esa efectividad. Asimismo, le preguntó:

¿Por qué tarda tanto en expedir una licencia? ¿Cuántas armas incautadas son ilegales?

Empero, el director de la Oficina de Licencias de Armas, comandante Gerardo Oliver, respondió que no tiene estadísticas.

“De 10 (armas incautadas) tal vez 4 o 5 son ilegales y de personas que se les expiró la licencia y pasaron a manos criminales”, respondió Oliver.

El Comandante explicó que luego del huracán María no habido solicitud de portación de arma que tenga más de 30 días esperando por aprobación.

Sin embargo, como parte del interrogatorio reveló que hace unos meses no se realizan las investigaciones de campo (entrevistas que realizan a testigos del solicitante para confirmar su reputación y que lo exige la ley actual) por lo que la senadora, Zoe Laboy, refutó que si hace unos meses no se está realizando, tal vez por eso las solicitudes están saliendo a menos de 30 días.

El Comandante señaló que la razón por la que estaban saliendo con menos de 30 días no era esa. “No es por esto”, dijo. Informó que muy pocas veces se le ha revocado una solicitud de portación por una investigación de campo que arroje que la persona no está apta. La nueva Ley de Armas eliminaría ese proceso.

El Proyecto del Senado 439 crearía una nueva “Ley de Armas” y derogaría la Ley Núm. 404-2000. Con esta nueva ley buscan atemperar la ley a decisiones de la Corte Suprema que validan la posesión y portación de armas como un derecho individual y fundamental protegido bajo la segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos, informó el Senado en un comunicado de prensa.

La medida propone reducir el costo de los comprobantes para ambas licencias a $50. Elimina el gasto de $78 correspondientes a los sellos de rentas internas para solicitar la licencia de portación; el pago del sello federativo o de pertenecer a un club de tiro; el requisito y el costo de las tres declaraciones para ambas licencias; las investigaciones de campo; el requisito de presentar la petición de portación de armas ante la fiscalía y el tribunal; el periodo de espera de 120 días para que se otorgue la licencia de armas.

El senador Nelson Cruz pidió a los representantes del Negociado de Seguridad que evaluaran enmiendas, las sometieran y que participaran del proceso para mejorar la Ley. Mientras, Neumann dio un plazo de cinco días para que la Policía entregue un informe que incluya la cantidad de solicitudes radicadas al momento, el promedio anual, el tiempo promedio que se toman para poder expedir certificaciones y el uso de los fondos que se reciben de las multas y los pagos.

Por otro lado, la representante de Pesquera en la vista pública expresó, que si el mensaje con esta medida es flexibilizar la ley, “esto sería bien preocupante y esto haría que la ciudadanía tome la justicia en sus manos”. Neumann ripostó que la medida no habla de “tomar la justicia en sus manos”.

“Hay una gran diferencia entre tomar la justicia en sus manos y en lo que es defenderse. El proyecto no habla de hacer justicia, habla de la oportunidad del ciudadano a defenderse, esto cuando una persona entra a su propiedad para robar o hacerle daño”.

senador Henry Neumann

Según demostró el Negociado de la Policía, un estudio realizado en el 2017 por el Centro de Estudios Pew en Estados Unidos reflejó datos como los siguientes: más del 80% de los ciudadanos estadounidenses quieren aumentar los controles de compra de armas de fuego; y más de la mitad de los mismos califican la violencia armada como un problema muy grave en el País, se informó.

El 89% de los consultados, en dicho estudio, quieren que existan medidas para evitar que las personas con enfermedades mentales puedan comprar armas, y el 83% apoya prohibir la venta de armas a aquellos que integran las listas gubernamentales de vigilancia por actividades sospechosas o de personas que tienen prohibido viajar en aerolíneas comerciales.

El senador Cruz, autor de la medida, dijo que hay miles de personas piden una nueva ley de armas y le pidió a los representantes de la Policía que cuando regresen a la Comisión “vuelvan con sugerencias”.

Asimismo, ante alegaciones de la Policía que abonan a no favorecer la medida, dijeron que el País se ha estremecido por masacres realizadas por personas valiéndose de armas de fuego.

El senador Cruz refutó a la representante del Negociado que todos esos lamentables acontecimientos se realizaron con armas largas e ilegales y que nada tienen que ver con el proyecto que se considera.

Las próximas vistas serán: 14 de febrero, el 16 febrero en Aguada y el 21 en Ponce.