Paramédicos llevan sus preocupaciones a la Cámara de Representantes

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Varios paramédicos llegaron a la Casa de las Leyes en busca de atención a la amenaza de cierre de más turnos del Cuerpo de Emergencias Médicas debido a la falta de estos profesionales de la salud.

El grupo de paramédicos logró reunirse con el portavoz alterno de la mayoría en la Cámara de Representantes, Urayoán Hernández Alvarado, quien radicó la Resolución 862 para investigar la falta de paramédicos en el Negociado del Cuerpo de Emergencias Médicas.

La investigación también indagará otras denuncias de estos profesionales de la salud, entre ellos, las circunstancias en las que se encuentran las ambulancias, las facilidades y el equipo de trabajo, el impago de las horas extras, que según detallaron varios paramédicos, se le debe $2.2 millones desde el 2012.

“Esto es un tema de seguridad que debemos atender de inmediato”, dijo Hernández Alvarado, quien señaló un suceso ocurrido en Coamo donde las ambulancias tardaron dos horas en llegar a la escena.

En la reunión, los paramédicos, representados por la portavoz de Paramédicos Unidos, Griselle Natal, expusieron al Representante unas alternativas para evitar el colapso de este sistema.

Natal señaló que sólo existen 500 paramédicos y que no dan abasto, son ocho bases para toda la Isla. La zona 5 (Base Ponce), en la cual se desempeña, cubre siete pueblos con solo nueve paramédicos y una ambulancia.

El Representante señaló que realizará vistas públicas en busca de resolver esta situación, los traslados de las bases y la falta de profesionales.

El paramédico Israel Rigau informó que no es prudente comparar los bomberos y policías con los paramédicos porque son estos últimos los que deben acudir “a todas las escenas, atendemos casos de la Policía y casos de Bomberos y no es justo que no contemos con el apoyo que se nos merece, ya que igual nos deben horas extras, igual se los han cerrado bases de salud e igual tenemos que atender lo más importante la salud y la vida de los cuidamos”.

Los paramédicos notificaron al Legislador sobre la falta de uniformes desde el 2012, la falta de medicamentos o herramientas al momento de proveer ayuda al ciudadano, el deterioro en el mantenimiento de las unidades, la infraestructura operaciones, entre otras.