Pensionados piden renuncia del presidente JCF

Por CyberNews

redaccion@esnoticiapr.com

 

Un grupo de pensionados se apostó en horas de la noche del miércoles, con cacerolas en mano, frente a una residencia del presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José Carrión III, para exigirle la renuncia.

Esto, por supuestamente beneficiarse directamente con la emisión de deuda y las pensiones.

“Es un descaro que José Carrión esté en la Junta. Él y su familia son dueños del Banco Popular, banco que generó miles de millones de dólares ayudando, y a veces provocando al gobierno a emitir deuda que sabían que no se podía pagar o que violaba las leyes de Puerto Rico. Eso incluyó los bonos emitidos ilegalmente a través de los Sistema de Retiro, aportaciones que posteriormente nos robaron y que eventualmente llevaron a que quebrara el sistema. Tiene que renunciar o lo vamos a sacar”, expresó en declaraciones escritas, Sarina Dorna, pensionada y portavoz de la campaña Construyamos Otro Acuerdo (COA).

El grupo de pensionados integrado por participantes de la campaña COA, la Federación de Maestros de Puerto Rico y el Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda, insistió en su alegación de que Carrión,  es uno de los responsables de la deuda ilegal emitida en Puerto Rico y que debe renunciar a su cargo por el conflicto de interés que existe entre él y el gobierno.

“Existe un gran conflicto de interés con Carrión, la Junta y el gobierno. La esposa de Carrión desde la Junta de ASES, le otorgó un contrato de $800 millones  para administrar la Reforma de la Salud a una compañía asesorada por su esposo. Eso claramente demuestra conflicto de interés entre las partes. Carrión se cree que puede engañarnos diciendo que este es el mejor acuerdo en todos lo medios. Los únicos que se benefician de este acuerdo son el, su familia y los ricos. Si tiene algo de dignidad, que renuncie ya o lo vamos a sacar”, puntualizó Julio López, portavoz de COA y organizador del Center for Popular Democracy.

Los pensionados alegaron además que la gobernadora, Wanda Vázquez, le dio la espalda a los sobre 167 mil jubilados y sus familias al avalar los recortes propuestos por la JCF.

El grupo explicó que hace más de un mes le enviaron a la gobernadora pidiendo reunirse para presentarle las alternativas que proponían para evitar los recortes, pero nunca fueron atendidos en Fortaleza y en su lugar, ésta optó por reunirse con la Junta y con el Comité Oficial de Retirados (COR). 

Por último, aseguraron que seguirán realizando actividades exigiendo cero recortes en las pensiones y la renuncia de Carrión, tercero.