Piden al Gobierno no abandonar necesidades de los adultos mayores

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Brigada de la 3era Edad solicitó a las diversas esferas gubernamentales y las organizaciones sin fines de lucro que sean proactivos y no abandonen o ignoren las necesidades de la población de adultos mayores.

Las expresiones las hizo tras el suceso que -la semana pasada- consternó al país sobre la cuidadora que asesinó a su madre de 89 años, paciente de Alzheimer.

La presidenta de la Brigada, la trabajadora social Amada Z. García Gutiérrez, señaló que esta noticia es un ejemplo del agotamiento físico, económico y emocional que viven los/as cuidadores/as  en Puerto Rico.

“Es un evento traumático en donde tenemos dos víctimas, una mujer que reconoce que no podía más con la carga que llevaba bajo sus hombros y una mujer que fue asesinada ante este panorama de agotamiento. Nuestro trabajo como organización es dejar saber lo esencial que es brindar servicios de apoyo para los/as cuidadores/as y que el estado debe mirar este caso desde una perspectiva distinta”, dijo.

El juez José Parés Quiñones, del Tribunal de San Juan, encontró causa para arrestar a la cuidadora y le impuso una fianza de $1.1 millones, suma que ha sido criticada por diversos sectores de la población por entender que la mujer no cumple con los requisitos para que se le impusiera una fianza millonaria, entre ellos, riesgo a que se marche del País.

“El penalizar a esta dama como solo una criminal con una fianza tan exagerada solo demuestra una conducta de castigo por parte del sistema de Justicia. Nos preguntamos si se le han brindado servicios de salud mental para poder canalizar su trauma ante el evento vivido”, dijo García Gutiérrez.

Señaló que el aspecto físico de la cuidadora proyecta cansancio y mal estado emocional por lo que “asumir solo una conducta punitiva ante estos eventos no es la herramienta adecuada para manejar un evento tan trágico. Creemos que la educación, responsabilidad social y la accesibilidad a recursos son claves para prevenir un evento como este.”

Explicó que la Brigada de la 3era Edad reconoce las consecuencias del quemazón y el impacto que tienen en el cuidador/a, y además la posición de vulnerabilidad en la que se expone al que es cuidado/a.

Señaló que los retos principales que enfrenta la población de edad avanzada son:

  • altos niveles de pobreza.
  • acceso a recursos.

García instó a que como país se deben conocer los síntomas de ese cansancio y ser proactivos ante ellos.

“Como país es nuestra responsabilidad garantizar la seguridad y bienestar de nuestros/as viejos/as. Para alcanzar esta meta debemos brindar servicios de prevención y espacios de respiro a los/as cuidadores/as de nuestros/as viejos/as”, expresó Mariangely Lebrón Núñez, vicepresidenta de la Brigada.