Plan Fiscal revisado eliminaría el déficit en 2023

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Plan Fiscal revisado que presentó ayer -martes- el Gobierno de Puerto Rico reduce en pocos años el déficit estructural anual del Gobierno Central y augura que terminarían el año fiscal 2023 (el año antes de las elecciones) con un superávit acumulado de más de $3,000 millones.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares destacó que la diferencia -con relación a los Planes entregados anteriormente- responde a que “cambió sustancialmente” el paquete de ayuda suplementaria otorgado por el Congreso de los Estados Unidos.

Otro de los aspectos que resaltó -en un comunicado de prensa- sobre el Plan Fiscal Revisado es que, a solicitud de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), se contempla el año fiscal 2023.

El Plan Fiscal revisado considera una inyección de fondos federales que incluyen:

  • $1,500 millones de fondos de Community Disaster Block Grant Disaster Recovery (CDBG-DR) –fondos con mayor flexibilidad para su uso–
  • $16,500 millones -aproximadamente- asignados bajo la Ley de Presupuesto 2018 (“Bipartisan Budget Act of 2018”) de los cuales: $4,800 millones son para atender el Medicaid y $11,700 millones para el programa CDBG.

El Mandatario resaltó que este Plan Fiscal Revisado establece una reserva anual de $130 millones y contempla una inversión de $400 millones en mantenimiento y desarrollo de la infraestructura del Gobierno.

Además, incorpora la implementación de medidas que contrarrestan el efecto de una baja en recaudos tras la reducción de tasas contributivas de individuos y corporaciones.

El Plan Fiscal Revisado también contempla reducciones en el gasto del Gobierno, destacó. Asimismo, incluye reformas que deberían eliminar la burocracia Gubernamental.

Establece también un programa del Departamento de Educación destinado a proveer herramientas para que los jóvenes desarrollen habilidades para competir en el mercado laboral.

Al mismo tiempo, posterga la eliminación del subsidio a los municipios que se había anunciado tendría vigencia hasta el 2022. También aumenta los subsidios que los municipios recibirán en cada año en comparación con el Plan Fiscal anterior.

Bajo el Plan Fiscal Certificado, los municipios perdían todo el subsidio del Gobierno Central para el año fiscal 2019, lo que equivale a $350 millones. Además, el Plan Fiscal Revisado reconoce las eficiencias en la regionalización y autonomía de los municipios para reducir costos y lograr mejores servicios para la ciudadanía.

También contempla reformas estructurales en educación, salud, reforma tributaria, reforma de infraestructura y digital, incluyendo la reforma contributiva.

Plan Fiscal Revisado

Plan Fiscal