Planifican reubicar un centenar de familias en Yauco

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El río Coayuco regresó a su antiguo cauce durante el paso del huracán María por lo que el Gobierno municipal de Yauco, junto al Cuerpo de Ingenieros, iniciaron gestiones para reubicar a los vecinos de la urbanización Luchetti, en Yauco.

La crecida del río provocó que el agua llegara al techo de varias residencias de esta urbanización, construida hacen años sobre lo que una vez fue el cauce del río, destacó el alcalde de Yauco, Ángel Luis Torres, quien junto al Cuerpo de Ingenieros, comenzó reuniones con los residentes para conseguir el aval del 100% de ellos para la reubicación.

“Nos reunimos tres veces con la comunidad para hacerle saber nuestra intención de solicitar fondos D3, que significa Disaster Relocation Emergency Fund, para tratar de que los residentes de Luchetti puedan recibir una compensación del Gobierno federal, de HUD, y puedan adquirir una vivienda y demoler la existente, pero eso es un proceso que debe demorar entre año y año y medio”, indicó el Alcalde.

Explicó que si el Gobierno federal aprueba dichos fondos tendría que volver a reunir a toda la comunidad “porque es necesario que el 100% de los residentes se acojan al programa”. También sería reubicada un puñado de familias del sector Paso Hondo.

En la urbanización Luchetti hay 106 unidades de vivienda, de las cuales 96 estaban ocupadas en septiembre pasado cuando el paso del huracán María. Solo 26 de esas familias han podido regresar a sus hogares.

El programa, señaló el Alcalde, provee para que, en conjunto con el municipio, el dueño pueda adquirir otra unidad de vivienda dentro de los límites del presupuesto asignado y la tasación.

El dinero también puede ser utilizado para la construcción de la nueva vivienda, esto cuando los afectados lo profieren y son dueños del terreno.

“En las cuatro reuniones que hicimos, la mayoría de los residentes tienen el interés de desalojar sus viviendas siempre y cuando el Gobierno federal le otorgue este programa”, indicó el Alcalde. Eso sí, aclaró que hay una cantidad de residentes, aunque mínima, que aún no han expresado una decisión.

“Por eso es que hacemos énfasis en que para poder lograr el programa necesitamos que el 100% acepte el programa de reubicación”, dijo en entrevista con Es Noticia.

Indicó que para atender la situación solicitaron al Cuerpo de Ingenieros, así como al Gobierno de Puerto Rico, la construcción de un dique provisional, que comenzó a construirse hace alrededor de un mes a un costo de $1.8 millones.

Torres explicó que el problema con el desbordamiento de este río se extiende hasta la carretera PR-2 por lo que tendrán que canalizar el río para que no interrumpa el paso por esa transitada vía y el río pueda continuar su curso original.

“No tenemos el diseño final del Cuerpo de Ingenieros sobre por donde correría el río en la PR-2”, indicó. “Entendemos que habría que hacer un elevado”, dijo.