Ponce tiene sala híbrida para intervenciones en el corazón

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Las enfermedades cardiovasculares están en las primeras causas de muertes y los expertos en atender a estos pacientes no le dan tregua por lo que constantemente se mantiene en la implementación de nuevas técnicas que les ayuden a prolongar vidas.

La temible operación de corazón abierto, que años atrás era la única alternativa para mantener con vida a un paciente, aun cuando eso representaba altos riesgos, en muchos de los casos, no es una decisión entre: operación o muerte.

Ahora los médicos tienen la posibilidad de disminuir riesgos y prolongar vida con procedimientos estructurales o periferovasculares, lo que representa que con una inserción de poco riesgo y la ayuda de equipo sofisticado pueden transportan por las arterias una válvula, entre muchas otras opciones que tienen a su alcance para salvar la vida de un paciente.

La cantidad de procedimientos como estos, que los médicos llaman “menos invasivos” que una cirugía abierta, ha ido en aumento, así como la expectativa de vida. Son procedimientos disponibles en la región sur del país por lo que los sureños no necesitan preocuparse por viajes y estadías de familiares lejos de la residencia.

En el 2018, solo en el hospital Damas, en Ponce, realizaron cerca de 500 angioplastias, aproximadamente un millar de cateterismos y entre 150 y 200 operaciones corazón abierto, números que revelan la gran cantidad de pacientes con condiciones cardiacas en la zona sur, informó la institución.

El cirujano cardiotorácico Ernesto Soltero Oliveras explicó que los hospitales los que han incorporado nuevos avances de la ciencia para atender a los pacientes y uno de esos es tener una moderna sala de cirugía en la que, lo mismo puede reemplazar una válvula (menos invasivo) que realizar una operación corazón abierto.

Destacó que el hospital Damas, director de la unidad de intensivo de cirugía cardiovascular del hospital, acaba de hacer una millonaria inversión en una sala hibrida cardiovascular. “Una sala hibrida es una sala de operaciones en las que se pueden hacer ambos tipos de procedimientos. Cuenta con el equipo para hacer cateterismo y todo el equipo para la cirugía cardiovascular abierta”, describió.

Mostró que una sala hibrida es mucho más amplia que la convencional por lo que en una intervención puede estar presente mayor cantidad de especialistas, pero lo principal es que, cuentan con un equipo con el que pueden realizar “una serie de procedimientos nuevos que en han salido en la medicina”, dijo.

La sala hibrida del hospital Damas, resaltó Soltero Oliveras, es una de las cuatro hay en Puerto Rico y la única en la región sur y oeste del país.

 

Nuevo procedimiento

Uno de los nuevos procedimientos que allí llevan a cabo es el reemplazo de válvula aórtica transcatéter, conocida como TAVR, por sus siglas en inglés. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo para pacientes que han sido operados corazón abierto. En este procedimiento reemplazan la válvula defectuosa. A nivel mundial han implantado sobre 100,000 válvulas transcatéter.

Alejandro López Mas, director de cateterismo del hospital Damas, destacó que en este tipo de sala se integra un equipo de especialistas en el área de cardiología incluyendo anestesiólogos. “Tienes la experiencia del cirujano de corazón abierto más los (especialistas en) procedimientos menos invasivos de la cardiología intervencional moderna”, subrayó.

Otros procedimientos que se realizan en esa sala es el reemplazo de válvula aortica por medio de catéter. Esta intervención la realizan a pacientes, en su mayoría, de 75 años o más que no son candidatos a una cirugía cardiaca abierta.

También intervienen con pacientes jóvenes que debido a que recibieron radiación en el tórax pudieron haber sufrido daño en una de las válvulas del corazón. Los pacientes que necesitan el reemplazo de alguna válvula, en su mayoría, son personas cuyas edades fluctúan entre los 40 y 50 años.

Otros pacientes a los que le realizan ese tipo de intervención son los que en algún momento fueron operados corazón abierto y según trascurre el tiempo requieren que los lleven a sala para ser intervenidos mediante un catéter.

“Esto (reemplazo de válvula aórtica percutánea) abre una opción bien moderna y buena para pacientes con condiciones cardiovasculares difíciles, que antes la única opción era una cirugía de bien alto riesgo, pero ahora con las técnicas modernas se les puede operar”, explicó Soltero Oliveras.

Mientras, López Mas señaló que la sala también puede ser utilizada para paciente que llegan a la Sala de Emergencias y que no está claro el cuadro clínico.

La maquinaría que hay en esa sala hibrida, mostró a Es Noticia, tiene la capacidad de hacer una reconstrucción parecida a un CT Scan antes de un diagnóstico y de proceder con la recomendación médica.

“Podemos hacer una angiografía de aorta y entre los cirujanos, radiólogos o cardiólogos intervencionales, podemos intervenir para mitigar el daño lo más pronto posible, y si hubiera que hacer cirugía abierta en el momento, hacerla”, indicó Soltero Oliveras.

Las intervenciones las cubre el plan de salud del gobierno, los planes Advantage y lo privados. Para más información puede comunicarse a l Clínica de Válvulas y Cardiología al 787- 332-0931.

 

 

 

Las mujeres y el corazón:

• Las enfermedades cardiovasculares y los ataques cerebrales son la principal causa de muerte para las mujeres, causando el 33% de las muertes de féminas cada año. Es equivalente a la muerte de una mujer cada 80 segundos.
• Alrededor de 44 millones de mujeres en EEU y PR padecen enfermedades del corazón.
• 90% de ellas tienen uno o más factores de riesgo.
• Las mujeres tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular que los hombres.
• El 80% de las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares pueden prevenirse.
• Menos mujeres que hombres sobreviven a su primer ataque al corazón.
• Los síntomas del ataque cardíaco pueden ser diferentes en mujeres y hombres.

 

 

Mujeres hispanas:

 • Es probable que las mujeres hispanas desarrollen enfermedades del corazón 10 años antes que las mujeres caucásicas o blancas.
 • Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte para las hispanas, matando a casi 21,000 por año.
 • Sólo 1 de cada 3 mujeres hispanas saben que éste es su mayor riesgo.

 

 

Mujeres de ascendencia africana:

 • Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte entre las mujeres de ascendencia africana en EEUU, y matan a más de 48,000 por año.

• Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres de raza negra saben que éste es su mayor riesgo.
• De las mujeres de raza negra de 20 años en adelante, casi la mitad (el 48.3%) tiene enfermedad cardiovascular, pero sólo el 14% cree que esa enfermedad es su mayor problema de salud.
• Sólo alrededor del 50% de las mujeres de raza negra conoce los signos y síntomas de un ataque al corazón; la otra mitad los ignora, por lo que muchas veces no actúan a tiempo.
Fuente: Asociación Americana del Corazón