Preocupante el cuadro de salud mental en la Isla

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Puerto Rico ocupa el tercer lugar con la mayor incidencia en condiciones de salud mental en jurisdicción de los Estados Unidos y el Gobierno no da abasto, concluyó una investigación legislativa sostenida por la Resolución del Senado 907.

La Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) informó que, ante el aumento de los casos para recibir los servicios de los Hogares Transicionales, han tenido que tomar medidas debido a la limitación de espacios (camas para pacientes) y recursos para dar servicios, sin tener que violentar las leyes y reglamentaciones,

Sin embargo, reconoció que las medidas que han tomado no han logrado atajar el aumento en la demanda.

En un memorial explicativo que entregó a la Comisión de Salud del Senado, informó que los Tribunales continúan emitiendo Ordenes de Ingreso a estos programas en respuesta a las solicitudes de los familiares que no pueden o no interesan hacerse cargo de los pacientes y eso ha ocasionado que tengan que establecer turnos de ingreso a sus programas. 

Adicional a ello, la merma en la oferta de hogares transicionales privados exacerba esta problemática, ya que la ASSMCA cuenta con 57 hogares privados y 1,165 de camas disponibles, señaló la Comisión en un comunicado de prensa. 

Según ASSMCA, existen más de 175 personas, con una Orden del Tribunal, a la espera de ser integrados en uno de los programas que tiene esa dependencia del Departamento de Salud. Ante la realidad fiscal en la que se encuentra el Gobierno y el hecho de que los recursos del Estado no son ilimitados, reconocieron que han tenido que ir estableciendo medidas correctivas para atender a la población que necesita los servicios de la ASSMCA, la cual va en aumento, según aceptaron.

Mientras, la data de suicidios que presentó el First Hospital Panamericano (Panamericano) reveló que en el 2018 hubo 221 suicidios, unos 32 menos que en el 2017, y entre septiembre a diciembre de 2017, luego del impacto del huracán María, se reportaron 96 suicidios en la isla, según la Administración de Seguros de Salud (ASES).  

El Hospital Panamericano advirtió sobre la necesidad de que se establezca un sistema de información general de Salud Mental. 

«Al ser el sistema de salud mental uno fragmentado, es necesario que se cuenten con registros administrativos actualizados y centralizados. Esto permitirá evaluar la ejecutoria y el rendimiento de los recursos (fiscales, humanos e investigativos, entre otros) para poder establecer planes estratégicos y correctivos que optimicen los servicios dirigidos a la población», señaló.

La transición de los pacientes desde los hospitales a niveles menos restrictivos de cuidado, según la información que ofreció el Panamericano, permite a muchos puertorriqueños que padecen condiciones de salud mental, vivir fuera del ambiente institucional.

Sin embargo, esto tiene consecuencias y retos propios del proceso. Entre los más predominantes están el aumento de personas sin hogar que padecen de alguna condición de salud mental. 

A través del ‘Conteo de Personas sin Hogar 2017’, identificaron 3,501 personas sin hogar (PSH) en Puerto Rico, incluyendo albergados(as) y no albergados(as), quienes constituyen un total de 3,155 familias o núcleos. De esta población, el 30% identificó que la razón principal para deambular fue el abuso de drogas y/o uso problemático de sustancias.

Durante la investigación, la Oficina del Procurador del Paciente (OPP) también sometió un ‘Memorial Explicativo’ en el que señaló que «debido a la falta de acceso al nivel que el paciente necesita, aun reconociendo las limitaciones fiscales del Gobierno, existe una crasa violación a las disposiciones de la Ley Núm. 194-2000, conocida como la ‘Carta de Derechos y Responsabilidades del Paciente’, al igual que a la Ley Núm. 408-2000, mejor conocida como ‘Ley de Salud Mental de Puerto Rico’.

 Según el memorial, resulta insostenible que la falta de manejo adecuado del sistema propenda a que la persona permanezca inadecuadamente en un ambiente restrictivo, ello en violación a sus derechos. Señalan que esta situación, además de provocar que la persona no pueda recuperarse, limita sus posibilidades de ser reinsertada a la sociedad.

El senador Ángel “Chayanne” Martínez informó que la Comisión de Salud que preside compartió el informe final de hallazgos y recomendaciones con ASSMCA para que realicen una monitoría y evaluación de lo señalado previamente, entre otras recomendaciones que realiza.