Presentan proyecto para uniformar procesos de compras en el gobierno

Por Eduardo L. Questell Rodríguez

@elquestell

redaccion@esnoticiapr.com

 

En aras de lograr la centralización y uniformidad de todos los sistemas de compras del gobierno, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez Núñez, anunció hoy la radicación del Proyecto de la Cámara 2112.

Esta pieza legislativa, tiene como objetivo el reducir dramáticamente los costos operacionales, al igual que incentivar el desarrollo económico, particularmente entre los pequeños y medianos comerciantes puertorriqueños. El anunció lo realizó junto al administrador de la Administración de Servicios Generales (ASG), Ottmar Chávez Piñero, el presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico, Rodrigo Mases Artze y el presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Jorge Arguelles Morán.

“La centralización del sistema de compras en el gobierno ha sido uno de mis objetivos primordiales desde que ingresé al servicio público. El cuatrienio pasado radiqué una medida a esos fines. Nuevamente, en enero de 2017 sometí el Proyecto de la Cámara 15 el cual, en esencia, perseguía uniformar los procesos de subastas en las agencias y dependencias del gobierno. Un sólo proceso y un sólo reglamento tendría como resultado considerables ahorros al erario, una mayor transparencia y agilidad para los licitadores, fomentando así un despunte en la actividad económica”, dijo Méndez Núñez.

El Presidente de la Cámara enumeró varios de los nuevos procesos de compras que integró en la medida. Entre estos se destacan:

  • Todas las entidades gubernamentales, incluyendo las corporaciones públicas, vendrán obligadas a realizar sus compras y subastas a través de la ASG.
  • Las entidades exentas; o sea la que tienen un plan fiscal vigente, mientras se encuentre vigente dicho plan, no vendrán obligados a realizar sus compras y subastas a través de la ASG, pero sí tendrán que adoptar los métodos de licitación y compras excepcionales y a seguir los procesos establecidos en esta Ley.
  • Los municipios vendrán obligados a adoptar los métodos de licitación y compras excepcionales y a seguir los procesos establecidos en esta Ley. Estos no vendrán obligados a realizar sus compras a través de la ASG, pero podrán realizar compras particulares o todas sus compras a través de la Administración.
  • La Rama Judicial y la Asamblea Legislativa podrán, de forma voluntaria, adoptar los métodos de licitación y compras excepcionales y a seguir los procesos de compras y subastas de bienes, obras y servicios aquí establecidos, a través de la Administración de Servicios Generales. Además, podrán de forma voluntaria, realizar las compras y subastas de bienes, obras y servicios no profesionales a través de la Administración de Servicios Generales.
  • Independientemente la fuente de fondos, estatales o federales, las compras serán realizadas conforme establecido en esta Ley. En aquellas circunstancias donde la ley o reglamentación federal requiera otro procedimiento al esbozado en esta Ley, la Administración seguirá dicho procedimiento.
  • Se establece como requisito obligatorio, para participar en cualquier procedimiento de compras y subastas del gobierno estatal y municipal, estar inscrito en un solo Registro; el Registro Único de Licitadores, evitando la multiplicidad de registros y los costos que ello representa para los licitadores.
  • La Ley establece la obligación de las entidades gubernamentales y entidades exentas, de presentar un plan anual de adquisiciones en o antes del 31 de marzo, con el propósito de realizar una planificación adecuada de compras gubernamentales.

“Este es el primer esfuerzo realizado en más de 60 años para agilizar el proceso de compras en el gobierno. Este proyecto es uno histórico, de gran alcance, dirigido a mejorar dramáticamente la eficiencia en el gobierno, reduciendo costos y fomentando el desarrollo económico de nuestros comerciantes locales. La realidad es que el gobierno gastó seis billones de dólares en compras durante el 2017-2018. Con este proyecto, nuestros comerciantes tendrán mayor acceso a capital, pues reduce los costos de hacer negocio con el gobierno”, añadió el Presidente Cameral.

Según se informó, actualmente existen unos 11,000 comerciantes registrados para licitar con el gobierno y sus corporaciones públicas que tienen que lidiar con múltiples procedimientos de compras y sobre 188 reglamentos diferentes, lo que se traduce a un costo más alto por la adquisición de cualquier bien o servicio. De igual forma se anunció, que la legislación será evaluada y aprobada durante la presente sesión ordinaria la cual culmina el 30 de junio.

Por otra parte, el administrador de la ASG se mostró complacido con la radicación de la medida.

“La Ley de la Administración de Servicios Generales para la Centralización de las Compras del Gobierno de Puerto Rico de 2019, adopta un nuevo modelo para hacer negocios en Puerto Rico, mediante la transformación del sistema de compras.  ASG tiene como prioridad garantizar la transparencia en los procesos de adquisición, de bienes del Gobierno y precisamente, esta ley no solo acaba con las ineficiencias y el gasto excesivo, sino que promueve un proceso trasparente y uniforme para todo el sistema de Gobierno”, comentó Chávez Piñero.

«La aprobación de esta medida legislativa atiende un reclamo que hemos hecho en el CUD por años. La reglamentación excesiva y la burocracia gubernamental atrasan los procesos y detiene el desarrollo económico de Puerto Rico. Abolir cientos de reglamentos y centralizar las compras es un paso en la dirección correcta y brinda un abanico de oportunidades para los pequeños y medianos comerciantes interesados en ser licitadores del Gobierno», agregó Arguelles Morán, presidente del CUD.