Prevenga la enfermedad del parásito del corazón en sus mascotas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ofrece recomendaciones para evitar dirofilariasis mejor conocida como la enfermedad del parásito del corazón en sus mascotas.

Según la FDA, esta enfermedad puede ser mortal para los perros, los gatos y otras especies de mamíferos. Pero, la buena noticia es que usted puede proteger a su mascota contra esta enfermedad.

“Es una enfermedad prevenible, y por eso es tan frustrante para un veterinario toparse con un caso”, comenta la Melanie McLean, veterinaria de la FDA. El tratamiento puede ser difícil para los animales, pero según McLean es mucho más fácil y saludable prevenir primero la enfermedad.

La dirofilariasis se contagia por medio de mosquitos infectados que portan y transmiten los gusanos parasitarios que crecen en las arterias de los pulmones y el corazón de perros, gatos y otras especies de mamíferos, como los hurones.

La larva del gusano que causa la dirofilariasis entra y se desplaza por el cuerpo del animal a través de la picadura del insecto, y puede crecer hasta alcanzar 30 cm de longitud. La enfermedad no se contagia de un animal a otro y la dirofilariasis es muy poco frecuente en los seres humanos.

Utilice medicamentos para la prevención de la dirofilariasis durante todo el año

La FDA ha aprobado varios medicamentos para la prevención de la dirofilariasis en perros y gatos, pero, hasta la fecha, sólo uno para hurones. La vía de tratamiento puede variar entre oral, inyectable o tópica, dependiendo de la especie animal, pero todas atacan la larva de este parásito, no los adultos.

Este es uno de los motivos por los cuales los veterinarios suelen recomendar que las mascotas reciban medicamentos para la prevención de la dirofilariasis durante todo el año. Aunque hay menos mosquitos en el invierno, aún existe el riesgo de que un animal pueda contraer dirofilariasis si su dueño deja de medicarlo durante esta temporada.

“Nunca se sabe cuándo aparecerá el primer mosquito ni cuándo morirá el último. Existe constancia de la presencia de la dirofilariasis en perros en los 50 estados, y sólo porque usted viva en una zona con un clima más frío no quiere decir que su animal esté a salvo”, advierte la doctora McLean.

Los dueños de mascotas que dejan de administrar la medicación contra la dirofilariasis durante los meses de invierno corren el riesgo de que su animal contraiga la enfermedad. Si el animal resulta infectado y más adelante reanuda la medicación preventiva contra la dirofilariasis sin antes realizar una prueba de detección, puede que esté poniendo a su mascota en peligro.

Según establece la FDA, la medicación preventiva puede eliminar tantas microfilarias (las crías de las dirofilarias adultas) al mismo tiempo que puede provocar un choque en el cuerpo del animal, con resultados que pueden ser mortales. Además, la medicación preventiva no elimina las dirofilarias adultas, las cuales continuarán reproduciéndose.

La prueba de detección de la dirofilariasis es importante

Asegúrese de que su veterinario someta a su perro a pruebas de detección antes de comenzar a usar un medicamento para la prevención de la dirofilariasis (los medicamentos de prevención para perros vienen en tres presentaciones: oral, tópica e inyectable; hable con su veterinario de cuál es la mejor para su perro). Los perros que tienen dirofilariasis pueden no mostrar los síntomas de inmediato y su veterinario puede evaluar fácilmente a su perro con un simple análisis de sangre.

Si ha mantenido a su perro en un régimen constante de medicamentos preventivos, su veterinario debe realizar pruebas anuales para la detección de la dirofilariasis. Ningún fármaco tiene una eficacia del 100 por ciento y es importante cerciorarse de que el medicamento esté funcionando. Además, es normal que los dueños se olviden de administrar el medicamento preventivo durante un mes o más.

Los gatos y las mascotas que viven dentro de la casa también necesitan medicación para la prevención de la dirofilariasis

Aun si su mascota sale rara vez o nunca, de todos modos debe tomar un medicamento para la prevención de la dirofilariasis. Los mosquitos que transmiten la dirofilariasis pueden acceder fácilmente al interior de la vivienda (y, por ende, a su mascota) a través de puertas y ventanas abiertas.

Las microfilarias no sobreviven tan bien en los gatos como en los perros, pero los gatos aún corren el riesgo de contraer la enfermedad. Sin embargo, diagnosticar la dirofilariasis en los gatos no es tan fácil, y las pruebas de detección no son tan sencillas ni fiables, como en los perros. Además de los análisis de sangre, las pruebas de detección en los gatos incluyen sacar radiografías y realizar ultrasonidos.

Al contrario de lo que sucede con la dirofilariasis en los perros, no existe un tratamiento aprobado por la FDA para eliminar los gusanos adultos de dirofilaria en los gatos. Debido a las complicaciones adicionales relacionadas con el diagnóstico y el tratamiento de los gatos, la prevención es la mejor arma contra la dirofilariasis en ellos. Lo mejor es administrar un medicamento para la prevención de la dirofilariasis durante todo el año a los gatos que viven tanto adentro como afuera de la casa. Para los gatos, existen medicamentos preventivos tanto tópicos como orales.

Consejos útiles sobre la dirofilariasis y su mascota

  • Hable con su veterinario sobre cuándo y con qué frecuencia someter a su mascota a pruebas de detección de la dirofilariasis.
  • Hable con su veterinario de cuál es el mejor tipo de medicamento para la prevención de la dirofilariasis para su mascota. Por ejemplo, los dueños de mascotas que tienen hijos deben prestar especial atención al usar tratamientos tópicos, los cuales se aplican a la piel, y seguir las instrucciones al pie de la letra para reducir al mínimo la exposición de los niños al producto.
  • Todos los medicamentos para la prevención de la dirofilariasis necesitan receta, así que no confíe en un sitio de internet o una tienda que los dispense sin ella.
  • La FDA supervisa los medicamentos aprobados para la prevención de la dirofilariasis a fin de controlar los problemas que puedan surgir a consecuencia de su uso, tales como efectos secundarios inesperados. Se recomienda a los dueños de mascotas que informen a su veterinario y a la compañía farmacéutica que manufacturó el medicamento preventivo de cualquier efecto secundario.