Primero ponceña, luego juanadina y más tarde pasó a ser: Villalba

Por Enrique Questell Rodríguez 

Arqueólogo, geólogo e historiador

 

Los terrenos donde hoy es el pueblo de Villalba, originalmente le pertenecieron a Ponce y luego a Juana Díaz. La ciudad avancina ya cuenta con 102 años de fundación, al lograr su independencia en el 1917. Aquí el relato de cómo se produjo ese hecho histórico.

Tan temprano como el 3 de enero de 1814 se nombraba en Ponce a don Juan José Mercado como regidor para los barrios Cayabo y Caonillas, terrenos de lo que hoy es Villalba. Sin embargo, en el acta del 7 de enero de 1822 se indica que el barrio Caonillas se ha dividido en dos y los encargados son don Manuel de Torres y don Antonio Negrón (Ibíd, pp. 230-231).

No obstante, desde el 22 de abril de 1821 se indica que: “… varios vecinos inmediatos a Juana Díaz habían pedido se les transfiriese al vecindario de aquel pueblo por la enorme distancia a que vivían de éste…” y en el acta del 12 de noviembre de 1821 se menciona “… el acuerdo de la excelentísima diputación provincial relativo a la separación que pretenden algunos vecinos de los barrios Villalba, Cayabo y Sabana Jagua [sic, es Sabana Llana], para que se les agregue al partido de Juana Díaz…” .

Luego, en el acta del 5 de marzo de 1823 se menciona un acuerdo del 3 de diciembre de 1822 de la “… diputación provincial respecto de segregación de esta jurisdicción [Ponce] y aumentan a la de aquel pueblo [Juana Díaz] los tres barrios de Villalba, Cayabo y Sabana Llana…” lo que debía cumplirse y se designaba el lunes 10 de marzo de 1823 para realizarse el acto de segregación (Ibíd, pp. 318-319). En esa fecha Villalba dejó de pertenecer a Ponce.

Finalmente, mediante la Ley número 42 del 12 de abril de 1917 se segregaron de la Municipalidad de Juana Díaz los barrios Caonillas Abajo, Caonillas Arriba, Hato Puerco Abajo, Hato Puerco Arriba, Vacas, Villalba Abajo y Villalba Arriba, pasando a constituir una Municipalidad separada, que se denominó Municipio de Villalba (Jorge De la Cruz Figueroa, Villalba: Notas para su historia. Comité Historias de los pueblos, San Juan, 1986, p. 47).

Como se puede ver, los barrios que constituyeron entonces el nuevo municipio salieron todos de Juana Díaz.