Programa de Residencia gradúa sus primeros tres cirujanos

Foto Archivo

Por Jorge Martínez Trabal
Director Residencia de Cirugía General
Hospital San Lucas Ponce

 

El Programa de Residencia del Hospital San Lucas Ponce ha graduado, en los pasados 15 años, sobre 400 médicos en las especialidades de Medicina Interna, Medicina de Emergencia, Obstetricia y Ginecología, Pediatría y Transicional en proceso de especialización.

Médico Jorge Martínez Trabal

En años recientes se integró al Programa de Residencias del Hospital, la Residencia en Cirugía, la cual agrupa 17 médicos desde primero a quinto año de residencia, con expectativa de graduación, del primer grupo, para el año 2017.

Este programa de residencia está acreditado por la Accreditation Council for Graduate Medical Education, mejor conocida como ACGME, organismo que rige las residencias en los Estados Unidos.

La gran mayoría de nuestros graduados aprueban los exámenes de certificación de su especialidad, y sobre todo, son entrenados para brindar los servicios de salud de la más alta calidad centrados en el cuidado individualizado, con el propósito de lograr la restauración física, emocional y espiritual de los pacientes, a tenor con la misión y visión de nuestra institución.

Siendo nuestra institución un ministerio de la Iglesia Episcopal Puertorriqueña, y a tono con los valores que la rigen, nuestra facultad altamente capacitada, se esfuerza en desarrollar en nuestros residentes el deseo de brindar un servicio de excelencia, siempre de la mano de la sensibilidad y un sentido de servicio comunitario y de impacto social dentro y fuera de la institución.

De esa manera aportamos a la industria de servicios de salud, no solamente con  un caudal de talento altamente cualificado con certificación en su especialidad, sino que, en cada uno de ellos se ha cultivado el deseo de servir con excelencia, pero a la vez con sensibilidad y compasión, haciendo eco de la misión y los valores que caracterizan a nuestra institución: calidad integridad, compasión, respeto y eficiencia.

Finalmente logramos se gradúen los primeros tres cirujanos de nuestro programa y nos sentimos muy satisfechos en que están preparados para ser exitosos en su práctica y exitosos como seres humanos a trabajar para una sociedad que tanto les necesita.

La formación de profesionales conlleva un compromiso social que nos corresponde a todos. Retenerlos en nuestra isla es más difícil de lo que aparenta. Esperando el futuro cercano logre que estos individuos tomen el liderazgo en acabar los males dentro de nuestro sistema y tengamos mayor éxito reteniéndolos para un mejor Puerto Rico.

Deja un comentario