Proponen escuela especializada en deporte adaptado

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Senado avaló la Resolución Conjunta del Senado 247 que ordena al Departamento de Educación (DE), al Programa de Asistencia Tecnológica y la Universidad de Puerto Rico (UPR) a realizar un estudio de viabilidad para conocer si la escuela Loaiza Cordero puede ser una especializada en deporte adaptado.

El DE no expresó objeción a la medida, pero solicitó que se identifiquen los fondos para el estudio. Mientras, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) propuso que la investigación se haga con los recursos que actualmente poseen dichas entidades sin que «signifique gastos adicionales a los presupuestos» establecidos. 

La Asociación de Maestros, el Departamento de Recreación y Deportes, la Asociación de Atletas de Alto Rendimiento y el Comité Olímpico de Puerto Rico se expresaron a favor de la Resolución.

La escuela Loaiza Cordero tiene una matrícula de 185 niños de nivel escolar y superior de los cuales 75 forman parte de la corriente regular mientras que 110 poseen necesidades especiales. Este plante tiene facilidades deportivas en desuso.

El Senado también aprobó que los niños y jóvenes de 4-18 años que practiquen deportes estén cobijados bajo los derechos estipulados en la ‘Carta de Derechos de los Niños y Jóvenes Deportistas’. La medida persigue garantizar que su participación sea libre y voluntaria y en ambientes seguros, sanos, accesibles y libre de barreras discriminatorias.

El Proyecto de la Cámara 1592 fue enmendado en el Senado por lo que debe ser aprobada nuevamente en la Cámara de Representantes y de este último Cuerpo concurrir con las mismas el Proyecto pasaría a la firma del gobernador.

De acuerdo con el Instituto del Deporte Juvenil en Michigan State University, cerca del 75% de los niños que juegan en deportes organizados dejan de practicarlos cuando tienen 13 años de edad.  

Mientra, en el libro How to Win at Sports Parenting, de Jim and Janet Sundberg, se enumeran las principales razones que expresan los jóvenes atletas para no continuar una carrera deportiva, entre las que se destacan demasiada presión del entrenador y de la familia, según se informó.