Proyecto busca fijar en $350 mil el salario de director de la AEE

Por CyberNews

El presidente de la Comisión Cameral de Gobierno, Jorge Navarro Suárez, anunció la presentación de un proyecto de ley que fija el salario del director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en un máximo de 350,000 dólares al año y que cualquier compensación adicional sea aprobada por la Asamblea Legislativa mediante resolución conjunta.

“Este legislador ha sido consistente en contra de los bonos de productividad en Energía Eléctrica y en contra de salarios exorbitantes. Ya habíamos legislado para eliminar el bono de productividad del pasado director Walter Higgins, ahora estamos yendo más allá y para no solo frenar el salario descomunal del nuevo director de la Autoridad, sino para garantizar que una situación como esta no vuelva a repetirse”, dijo Navarro.

Según el representante, su medida responde al “repudio generalizado que ha creado el exorbitante salario” de 750 mil dólares del nuevo director de la AEE, Rafael Díaz Granados, quien fue nombrado por la Junta de Gobierno, luego de la renuncia de Walter Higgins, tercero por discrepancias con las disposiciones de su contrato y de su compensación. Ahora Higgins, tercero será miembro de la Junta de la corporación.

Añadió que “yo no pongo en duda la capacidad del nuevo director ejecutivo de la Autoridad, pero la realidad fiscal del país y de esta corporación pública es que no estamos en posición de estar pagando salarios que rayan en el insulto. Los que entramos al servicio público tenemos que reconocer que hay que sacrificar por el pueblo, máxime en estos momentos de estrechez económica y fiscal”.

“Es lamentable pero la historia nos ha demostrado que el salario de estos directores no puede quedarse a la total discreción de la Junta de la Autoridad. 350 mil es un salario más que razonable, si quieren aprobar un salario mayor van a tener que venir a la legislatura para justificarlo y lograr la aprobación de los representantes que fueron electos por el pueblo”, concluyó.