Proyecto de Médico Asistente no llegó a la Fortaleza

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Proyecto de la Cámara 17, el cual permitiría que los médicos que aún no están certificados para ejercer con licencia la medicina puedan atender pacientes, no llegó a la Fortaleza para que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares lo firmara y conviertiría en ley.

La medida, denominada “Ley para Regular la Profesión de Médico Asistente de Puerto Rico”, pasó el cedazo de ambos cuerpos legislativos al filo del cierre de la sesión ordinaria y recibió varias enmiendas y hasta fue referido a la Comisión de Conferencia para que finalmente fuera aprobado.

Empero, el miércoles al anochecer, la Fortaleza confirmó que aún no lo habían recibido para que finalmente pueda ser convertido en ley.

En concreto, la medida establece que los médicos asistentes podrán prestar servicios limitados, según la educación, el entrenamiento y la experiencia, mientras son supervisados por un médico autorizado a ejercer la medicina en Puerto Rico.

El proyecto establece que los médicos asistentes deberán poseer un título de doctor en medicina otorgado por una universidad cuyos egresados puedan practicar la medicina en Puerto Rico luego de cumplir todos los requisitos de licenciatura.

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Víctor Ramos, planteó en vistas públicas que para ejercer dicha práctica se deben usar médicos graduados de escuelas reconocidas que por alguna razón no han podido pasar la reválida.

¿Quién podrá ejercer como Médico Asistente? Los médicos asistentes son profesionales de la salud, que posea un diploma, título de médico o certificado acreditativo de haber completado satisfactoriamente todos los estudios académicos de la carrera de médico expedido por alguna universidad, colegio o escuela cuyo curso de estudios esté aceptado y registrado por la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica.

Los médicos asistentes no tendrán autoridad para recetar medicamentos en Puerto Rico. Podrán escribir órdenes médicas, para pacientes en instituciones hospitalarias públicas y privadas, así como en oficinas de médicos y en otros lugares en donde estén autorizados a ejercer su profesión y ofrecer sus servicios, siempre que dichas órdenes sean, a su vez, firmadas por el médico que les supervisa, de acuerdo con las disposiciones de esta Ley, y con la reglamentación que a tales efectos establezca la Junta.

En casos de emergencia, podrán recetar cuando corra peligro la vida, salud o integridad física de una persona, y no esté disponible el médico supervisor en un periodo de tiempo razonable, pero dichas órdenes podrán ser firmadas por otro médico que no sea el médico supervisor.

Ningún Médico Supervisor podrá tener bajo su cargo y supervisión más de dos Médicos Asistentes.

No obstante, un Médico Asistente podrá tener más de un supervisor, si es que practica más de una disciplina o área de la medicina, por lo que podrá tener sólo in supervisor por cada una de las disciplinas que esté autorizado a ejercer.