Razones para comprar un seguro de viajes

Viajar se ha convertido en una de las actividades más importantes de nosotros los puertorriqueños.  Viajar es sinónimo de alegrías, de nuevas experiencias y aventuras entre tantas cosas divertidas.

Aunque viajar es un verdadero placer de igual manera se podría convertir en una pesadilla si durante el viaje tuviéramos un accidente, una enfermedad, cancelación de algún vuelo, pérdida de equipaje, entre otras. Cuando planificamos un viaje, lo primero que hacemos es establecer a donde iremos, listas de excursiones, donde vamos a comer, que actividades realizar, entre otras.

En muy pocas ocasiones incluimos en la planificación un seguro de viaje. Tal vez puede ser por olvido, pero la mayoría de las veces es porque pensamos que es un gasto innecesario y preferimos invertir el dinero en otra cosa durante el viaje.

Un seguro de viaje debería ser una de las prioridades desde el momento que comenzamos a planificar nuestras vacaciones fuera de Puerto Rico.  ¿Por qué? Aunque las vacaciones son para despejarnos, disfrutar en familia y pasarla bien, la realidad es que podríamos confrontar un sinnúmero de imprevistos durante el viaje.  Nunca pensamos que pudiéramos enfrentar una cancelación de vuelo, perder el equipaje o incluso tener que ir a una sala de emergencias por algún accidente o enfermedad imprevista, entre otros.  Por estas razones es tan importante que cada vez que planifiquemos un viaje consideremos adquirir un seguro de viaje.  El objetivo primordial de las pólizas de viaje es proteger nuestra inversión, y que tengamos cubierta para gastos relacionados a una emergencia y/o imprevisto durante las vacaciones.

Existen seguros de viaje que han sido diseñados para diferentes tipos de viajes ya sea aéreo, crucero o internacional.  Algunas de estas pólizas ofrecen cubiertas a niños desde tan solo 6 meses de edad y adultos hasta de 80 años.  La prima (pago) de una póliza de viaje dependerá del tipo de viaje (aéreo o crucero), cantidad asegurada en la póliza y/o tipo de producto, edad del asegurado y duración del viaje.  Es importante mencionar que la mayoría de las indemnizaciones (reclamaciones) de las pólizas de viaje serán mediante reembolso al asegurado.

Hemos viajado en muchas ocasiones y aunque nunca hemos tenido accidentes, enfermedades y/o emergencias, en cualquier momento nos podría ocurrir una situación lamentable, y todo se complicaría si no tenemos un seguro de viaje.  Si nos ocurriera nos arriesgamos a pagar altos costos por servicios médicos y/o medicamentos, por traslados en ambulancia, por comprar pasajes nuevos (en caso de cancelación o interrupción de vuelos),  entre otros.  Si usted no tiene un seguro de viaje tendría que asumir todos esos gastos los cuales podrían convertirse en un verdadero problema.  Por el contrario, si usted tiene un seguro de viaje estos gastos le serán reembolsados (siempre que cumpla con los términos y condiciones de la póliza).  Es de suma importancia que antes de adquirir una póliza de viaje consulte con un Representante Autorizado de seguros para que le oriente sobre los términos, condiciones, cubiertas, primas y exclusiones del seguro de viaje.  Por ejemplo; si usted tiene una condición de salud existente (previa al viaje) la póliza no cubrirá emergencias relacionadas a dicha condición durante su viaje.

Viajar nos causa felicidad, nos ayuda a liberar estrés, a desconectarnos del trabajo y hasta mejorar nuestra salud.   Por otro lado, un viaje pudiera ser una gran pesadilla ya que podríamos confrontar cualquiera de los imprevistos antes mencionados. ¡Que nada arruine sus próximas vacaciones!  Viaje tranquilo, disfrute al máximo y confiado adquiriendo un seguro de viaje.

Recuerde siempre consultar u orientarse con un profesional de seguros antes de adquirir cualquier tipo de seguro (póliza) incluyendo el seguro de viajes.  Para información sobre cubiertas, límites y otros detalles de las pólizas de viaje se pueden comunicar al 787-605-3584 o escribir a: segurosmedina@yahoo.com.   Hasta la próxima.