Reclaman $1 millón por destruir mural

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

Mientras la discusión pública se ha centrado en el mural histórico que la iglesia de Otoniel Font destruyó en una escuela pública en Carolina, un caso parecido ocurrido en un negocio en Ponce se ventila en el Tribunal Federal.

Se trata del mural “Espejismo nocturno” obra de 14 pies de alto y 30 pies de ancho que se estrenó hace cinco años en el salón Viva del hotel Ponce Plaza y según se alega fue destruido por  la gerencia del hotel. Además, según información circulada a los medios de comunicación, colocaron una copia de este mural en otra pared de su propiedad sin permiso del autor.

Por esta razón, el arquitecto y artista plástico belga Patrick Urbain Pottier demandó al dueño del hotel ante el foro federal. En la demanda se reclama violación de derechos de autor, se pide una compensación de $1 millón por daños y perjuicios, y se solicita detener de inmediato el uso de la reproducción de la obra.

“Para que el hotel tuviera algún tipo de potestad o derecho como dueño de esa obra, el autor tenía que expresamente ceder o renunciar a esos derechos, y tenía que hacerse por escrito. Eso nunca se dio en este caso”, sostuvo la licenciada Jessica Méndez Colberg, integrante del Bufete Emmanuelli, quienes son los representantes legales de Urbain Pottier.

Explicó que tampoco existía entre las partes un acuerdo por escrito que estableciera los derechos, responsabilidades y obligaciones con relación al mural. Además, se violó la Ley 55 de 2012, conocida como la Ley de Derechos Morales de Autor de Puerto Rico, al igual que la ley federal de Derechos de Autor. El mural “Espejismo nocturno” está registrado en la Oficina de ‘Copyright’ federal y en el Registro de la Propiedad Intelectual de Puerto Rico.

“Aun cuando es su propiedad, la gerencia del hotel tenía que pedir autorización al artista para hacer cualquier tipo de movimiento del mural”, insistió Méndez Colberg, quien explicó que a Urbain Pottier se le compensó $5 mil por la obra, pero según la ley eso no cambia la circunstancia de que el autor tenía unos derechos.

Urbain Pottier radicó la demanda en junio pasado contra la empresa Hotel Plaza las Delicias Inc., Antonio Muñoz Bermúdez y Antonio Muñoz Grajales, acusando a la gerencia del hotel por violar sus derechos de autor al destruir y reproducir su obra, sin su consentimiento.

El mural “Espejismo nocturno” era una obra de 14 pies de alto y 30 pies de ancho que representaba una colección de 40 dibujos sobre la vida nocturna en Ponce. El mismo fue develado en abril de 2013, durante la inauguración del local nocturno Viva.

En junio de 2016, Urbain Pottier se percató que la obra había sido cubierta con papel decorativo durante las obras de expansión del café bar “Melao”. Luego, notó que la gerencia del hotel instaló papel pintado -con una reproducción no autorizada del mural “Espejismo Nocturno” en el nuevo local de Viva.

Este caso coincide con la polémica pública que se ha desatado tras la destrucción de la obra del artista plástico de la generación del 50, José Antonio Torres Martinó, a la que le pintaron por encima en una antigua escuela pública que fue cedida por $1 a la iglesia de Font en Carolina. Coincide además con la radicación de una resolución legislativa para ordenar una investigación sobre los daños y el deterioro de los murales “Héroes de Ponce” y “La Familia”, ambos del artista Rafael Ríos Rey. Dicha resolución, la 1025, fue radicada la semana pasada por el representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez Lebrón.