Recomendaciones para elegir el hogar de envejecientes

Al momento de elegir el hogar donde pasará su vejez, lo primero que debe hacer es pedirle recomendaciones a personas de confianza, como sus familiares, sus amigos o vecinos que hayan tenido alguna experiencia con este tipo de instituciones.
También puede preguntarle a su doctor si presta servicios en algún asilo porque, de ser así, podría recibir los servicios de salud a domicilio de parte de su médico de confianza.

Calidad de vida
Antes de visitar un asilo para ancianos, evalúe cuáles son sus necesidades, sus gustos y el estilo de vida que le gustaría tener.
Por ejemplo, debe preguntarse si podrá participar en actividades sociales, de recreación, religiosas o culturales; si podrá decidir cuándo desea participar, si tendrá la posibilidad de elegir la hora en que quiere levantarse, acostarse o bañarse o si podrá recibir visitas en cualquier momento.
También debe tomar en cuenta si el asilo ofrece transporte para asistir a las actividades de la comunidad, si puede llevar a su mascota, si puede decorar el espacio donde va a vivir a su gusto y en qué momentos se le va a permitir salir de la institución.
Calidad del cuidado
Este punto es de suma importancia, especialmente cuando se tienen ciertas condiciones de salud que requieren especial atención.
Antes de tomar la decisión final del lugar donde pasará el resto de su vida, evalúe si el asilo cuenta con el personal y con un plan de cuidado que se adecua a sus necesidades, intereses y preferencias.
También debe considerar si tendrá la oportunidad de cambiar de plan y si sus familiares o amigos pueden participar en el proceso de planificación.
Además, debe preguntar si podrá continuar con su médico de preferencia o quién va a ser el médico que estará a cargo de su salud.
También debe cerciorarse de si la institución le garantiza que los residentes reciban los servicios preventivos que los ayude a mantenerse saludables y si le provee, de forma regular, visitas de especialistas como: oculistas, dentistas y podiatras.
En el caso de que necesite asistir a médicos especialistas, y estos no puedan ofrecerle el servicio a domicilio, debe preguntar si le proveerán el transporte que necesita para llegar a su oficina.
Por otra parte, también es prioritario conocer el tipo de alimentación que ofrece el asilo, si hay un menú para personas con diabetes u otras condiciones que requieran de una dieta especial.

Ubicación
Otro punto que hay que evaluar es si el asilo está cerca de su familia y de sus amigos para que lo puedan visitar con frecuencia.
Además, debe preguntar si hay camas disponibles o tiene que anotarse en una lista de espera.
Los asilos para ancianos no tienen que aceptar a todos los solicitantes, pero tienen que cumplir las leyes locales, estatales y federales de los Derechos Civiles que prohíben la discriminación.

 

Pasos para encontrar el mejor hogar para los adultos mayores:

Paso 1: Busque los hogares o asilos de su área.

Paso 2: Compare la calidad de los hogares o asilos que usted está considerando.

Paso 3: Visite los hogares o asilos en los que está interesado o pídale a alguien que lo haga por usted.

Paso 4: Escoja el hogar o asilo que satisfaga sus necesidades.

Fuente: Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por su sigla en inglés).

Deja un comentario

*