Renuncia alcalde Héctor O’Neill

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El veterano alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, presentó su carta de renuncia a la poltrona municipal en medio de un escándalo por supuesto hostigamiento sexual contra una empleada y una investigación por una veintena de posibles violaciones de ley.

El alcalde estadista y expresidente de la Federación de Alcaldes, quien asumió la poltrona municipal hace 24 años, presentó la renuncia, confirmó el secretario del Partido Nuevo Progresista (PNP), Rafael ‘June’ Rivera.

El Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (FEI) suspendió al Alcalde -el pasado 24 de mayo- ante posibles violaciones de ley.

La presidenta del Panel del FEI, Nydia M. Cotto Vives, expresó -en aquel momento- que le había ordenado “entregar todos los bienes muebles municipales en su poder, a saber: automóviles, teléfonos celulares, computadoras, tarjetas de crédito y de gasolina, documentos y expedientes, así como cualquier otra propiedad del municipio de Guaynabo”.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares solicitó al ahora exalcalde -el pasado 5 de marzo- que renunciara a ese y otros cargos de liderato en el PNP, pero O’Neill se negó a renunciar.

El Alcalde, quien cumple 73 años este mes, comenzó a ser investigado luego que se hizo público que transó una demanda presentada por una empleada del municipio que le imputó hostigamiento sexual.

El Gobernador le habí­a solicitado que aclarara públicamente lo ocurrido con la empleada y explicara la procedencia del dinero para transar la demanda. “Deseo reafirmar que el hostigamiento sexual y el trato denigrante hacia la mujer, no solo es inaceptable para nuestra sociedad, sino que es condenable por nuestra Administración”, expresó el Mandatario en marzo pasado.

El primero de mayo, el Departamento de Justicia refirió al Alcalde al Panel del FEI con una investigación que reveló 20 posibles violaciones de ley, informó la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced.

Dichas violaciones incluyen disposiciones de los artí­culos 3.1, 3.4 y 3.5 de la Ley 54 de Violencia Doméstica, “que son maltrato sicológico o emocional contra persona con quien tuviese o haya tenido una relación consensual, maltrato mediante restricción a la libertad y agresión sexual contra persona con quien sostuviese o haya sostenido una relación consensual”.

Otras tres violaciones responden a los artículos 135 y 136 del Código Penal “por acoso sexual y exposiciones obscenas en alguno de estos cargos contra dos perjudicadas”, precisó Vázquez Garced.

La investigación de Justicia, realizada por la fiscal Lynnette Velázquez Grau, también demostró “causa suficiente” por violaciones a los artí­culos 252 y 281 del Código Penal de 2012, relacionado al aprovechamiento ilícito de trabajos o servicios públicos y por impedir o persuadir la incomparecencia de testigos.

Otras violaciones que pudo haber cometido están relacionadas al Código Penal de 2004 por alegado aprovechamiento ilí­cito de trabajos o servicios públicos. Además, destacó la Secretaria de Justicia, el alcalde de Guaynabo “violentó en cuatro instancias el Artí­culo 4.2 (b) de la Ley de Ética Gubernamental porque un servidor público no puede utilizar sus deberes y las facultades de su cargo ni la propiedad o los fondos públicos para obtener, directa o indirectamente, para él o para una persona privada o negocio cualquier beneficio que no está permitido por ley”.

Deja un comentario

*