Respuesta rápida ante posible infarto

 

Un dolor profundo en el área del pecho pudiera ser síntomas de un infarto por lo que no debe demorar visitar un hospital en busca de una atención inmediata.

La rápida intervención de un equipo de profesionales es importante en esos primeros minutos en que sospecha que algo no está funcionando normal en su cuerpo.

La primera acción debe ser ir a un hospital en el que puedan reconocer sus síntomas y le brinden una rápida intervención, explicó el emergenciólogo Virgilio Rodríguez Santana, del Hospital Damas, en Ponce.

El galeno destacó que entre los síntomas que advierten sobre la posibilidad de un infarto se encuentra fuerte dolor de pecho, sudor frío, dificultad para respirar, mareos, nauseas y dolor en el brazo izquierdo.

“Cualquier paciente que tiene esa sintomatología y tiene su factor de riesgo (diabetes, colesterol alto, entre otros), debería considerarse que tiene una condición cardiaca aguda hasta que se le pruebe lo contrario”, señaló Rodríguez Santana, quien destacó que ha tenido pacientes jóvenes.

El paciente con esos síntomas pudiera estar entre la vida y la muerte sino acude a recibir un tratamiento inmediatamente por lo que es importante visitar una Sala de Emergencias que tenga personal y equipo disponible las 24 horas para atender estos casos.

El galeno destacó que en el Hospital Damas, el tiempo desde que un paciente llega al hospital con síntomas de posible infarto y es llevado a una sala para un cateterismo, es alrededor de 45 minutos. En los Estados Unidos, el tiempo promedio para este tipo de respuesta es de una hora.

Narró un caso reciente de un paciente que acudió a un Centro de Diagnóstico y Tratamiento de un municipio de la región sur y una vez el médico de turno tuvo la sospecha, envió los resultados del electrocardiograma al equipo médico de Hospital Damas y tan pronto el paciente llegó a Ponce lo estaba esperando en la sala donde le realizaron el cateterismo.

“Si tiene unos cambios que sugiere que tiene un evento agudo (posible infarto) se procede a activar el equipo de especialistas”, enfatizó el galeno. En ese equipo de especialistas, además del cardiólogo, hay tecnólogo de radiología y enfermera especializada, entre otros.

En los casos en que el paciente requiere una cirugía cardiovascular el caso lo consultan con el cirujano para que determine la intervención, explicó.

“Hay pacientes que lo dejan para luego, piensan que es una molestia y a veces no llegan”, lamentó Rodríguez Santana, quien destacó que como mínimo este equipo de profesionales se activa entre cuatro a cinco veces a la semana. Para mayor información puede comunicase con el Hospital Damas al 787-840-8686.