Riguroso proceso para establecer hogares para envejecientes

Por Angelique Fragoso Quiñones

redaccion@esnoticiapr.com

El crecimiento de la población de personas de edad avanzada hace que muchas personas vean el establecer un hogar o institución de envejecientes como una oportunidad de negocio, pero al momento de solicitar los permisos y ver los requisitos la situación se complica.

Uno ejemplo de ese tedioso proceso lo vivió el matrimonio del trabajador social Edgardo Rivera Santiago y Edna Rivera, enfermera de profesión.

El proceso de obtener los permisos para operar el Hogar Tierra Alta, en el barrio San Patricio, en la colindancia de Ponce y Jayuya, le tomó seis meses de espera.

“Es un proceso a ciegas porque estás invirtiendo en algo que tú no sabes si te lo van a permitir al fin y al cabo”, dijo Rivera Martínez cuando Es Noticia lo visitó en el hogar de envejecientes.

Explicó que hay que invertir en un local y pagar una mensualidad por muchos meses hasta que te otorguen la licencia y en todo ese tiempo todo es inversión y ninguna ganancia.  “El proceso es mucho más difícil y complicado cuando se es humilde y no se tiene el suficiente dinero para invertir”, señaló.

“El Departamento de la Familia responde en 60 días a las solicitudes para establecer este tipo de negocio en Puerto Rico y de tener todos los requisitos se le otorga los permisos para operar inmediatamente”, aseguró Raquel Rodríguez Gauthier, directora interina de la Oficina de Licenciamiento del Departamento de la Familia.

Rivera Santiago, por su parte, aseguró que el segundo proceso más difícil es la promoción y la espera de que lleguen los envejecientes.

Indicó que por el momento tienen un residente en el hogar, pero no va a ser hasta que tengan dos o tres que van a poder pagar empleados que le den la mano para alivianar su carga, ya que por el momento él y su esposa son el único personal y nunca pueden dejar solo el hogar.

Hasta el momento el matrimonio tiene el permiso de atender hasta 6 envejecientes. Si quisieran atender a una cantidad mayor tendrían que contratar más empleados y pasarían de ser un hogar a convertirse en una institución.

“Esa es nuestra visión, crecer y poder pasar de ser un hogar a ser una institución y poder dar empleo a otras personas que lo necesiten”, manifestó Rivera Santiago.

La pareja expresó que su enfoque como hogar es el servicio, la vocación y que el envejeciente viva en un ambiente donde se practiquen los valores y donde haya calidad humana.

La Junta de Planificación estimó que en el 2015 había 271,869 hombres y 354,702 mujeres mayores de 65 años para un total de 626,571 personas.

La cifra que proyectan para el 2025 refleja un incremento. Los estimados rondan en 777,573 personas con 65 años o más, lo que significa que dentro de 10 años cerca de una tercera parte de la población puertorriqueña va a ser de edad avanzada.

Esos son los números que auguran la necesidad de Hogares Sustitutos, Instituciones de Cuidado Prolongado, Centros de Cuido Diurno y Centros de Actividades Múltiples para envejecientes.

Existen en la isla 951 establecimientos de esta índole con licencia y 25 en proceso de adquirirla, informó la directora de la Oficina de Licenciamiento.

La Región de Ponce, que comprende los municipios de Adjuntas, Aibonito, Yauco, Juana Díaz, Orocovis, Peñuelas y Villalba, tiene 133 establecimientos licenciados y de sus servicios se benefician 3,706 personas de edad avanzada.

Mientras, la Región de Guayama, que incluye los pueblos de Arroyo, Patillas, Santa Isabel, Cayey y Salinas, posee 40 establecimientos licenciados y 867 envejecientes se benefician de sus servicios, informó la funcionaria. En las dos regiones que comprenden el área sur del país hay un total de 173 establecimientos licenciados y 4,673 beneficiarios.

Entre los requisitos para operar hogares para envejecientes se encuentran:

  • Permiso de uso
  • Certificación del Departamento de Salud
  • Certificación del Cuerpo de Bomberos
  • Plan de Emergencia
  • Manual de Funcionamiento
  • Programa de Actividades
  • Póliza de Responsabilidad Pública
  • Menús certificados por un nutricionista
  • Autorización de Servicios Médicos
  • Servicios Sociales Públicos
  • Contrato de Fumigación

Deja un comentario

*