Se acabó la exigencia de pagar en efectivo

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Una nueva ley que brinda al consumidor la alternativa de tener dos métodos para efectuar sus pagos en todo tipo de comercio y servicios, y que uno de esos métodos sea electrónico, inicia el próximo miércoles 15 de junio.

“Se acabaron los tiempos en que los consumidores estaban obligados a pagar solamente en efectivo”, destacó el senador Luis Daniel Rivera, presidente de la Comisión de Relaciones Laborales, Asuntos del Consumidor y Creación de Empleos.

“Es importante que médicos, abogados, otros profesionales y comercios acepten métodos alternos al pago en efectivo, para beneficiar a los consumidores y combatir la evasión contributiva. El pago de servicios será a través de métodos alternos al efectivo, como tarjetas de crédito y débito, así como cheques y giros postales o bancarios”, advirtió ante la práctica de algunos profesionales que exigen el pago en efectivo.

Explicó que la Ley 46-2016 ayudará “a los profesionales a ser más competitivos, porque el consumidor tendría más formas de pagar y de una vez, fortalecemos los mecanismos para combatir la evasión contributiva. Porque todo el mundo sabe que en Puerto Rico la evasión contributiva es un problema bien serio, vamos a ser honestos”.

La Ley 46-2016, de la autoría de Rivera, establece que el consumidor puertorriqueño necesita más de un método de pago, incluyendo uno electrónico, en los establecimientos comerciales con los cuales contrata y pacta a diario.

“La sofisticación de los medios de venta, unido a la sofisticación de los medios de pago y el entramado comercial vigente, no puede ir en detrimento de la salud fiscal del Tesoro de Puerto Rico ni de los derechos de los consumidores”, señaló el legislador en un comunicado de prensa.

La medida establece que los comercios o servicios que no cumplan con la Ley están expuestos a multas.  La aplicación y alcance de la Ley excluye a los microempresarios y a los pequeños empresarios que, según la clasificación del Departamento de Hacienda, se sitúan en un volumen de negocios o facturación inferior a cincuenta mil ($50,000) dólares anuales en un año natural.

Deja un comentario

*