Seguro de vida: ¿Por qué es importante para nuestra familia?

Por Rafael Medina Mercado

segurosmedina@yahoo.com

 

Cuando nos hablan de un seguro de vida, nuestra reacción en la mayoría de las ocasiones es de evadir el tema. Nadie se siente cómodo al momento de pensar en la hora de morir a pesar de que nos va a ocurrir a todos.

Al abordar el tema del seguro de vida siempre tenemos una excusa: “Soy muy joven para pensar en eso”, “No necesito eso porque tengo buena salud”, “Si muero que resuelvan”, “Que la familia ayude a mis hijos”, “¿Dejarle dinero a mi esposo(a) para que lo disfrute con otra persona­?”.

Todas estas excusas en la mayoría de las ocasiones ocurren por desconocer cuál es el verdadero propósito de un seguro de vida. El fundamento básico del seguro de vida es sustituir las responsabilidades económicas que usted aporta para el bienestar de su familia tales como: sueldo o salario, compromisos (o pagos) de hipoteca, auto, préstamos, tarjetas de crédito, entre otros.

Posiblemente quién de la pareja sobreviva podrá hacerse cargo de la mayoría de las necesidades económicas de los miembros de su familia.

Sin embargo, es muy probable que dado al caso en donde ambos trabajen al faltar uno de los sueldos, su pareja se tenga que sacrificar por no poder cumplir con los compromisos económicos previamente adquiridos.

El seguro de vida debe estar contemplado en el plan financiero de nuestras familias ya que otorga seguridad financiera (económica) y emocional en caso de una muerte inesperada.

Sabemos que algún día moriremos. Sin embargo, no conocemos cuando será el día. Es por esta razón que debemos estar preparados financieramente y planificar nuestro futuro pensando en el bienestar y estabilidad económica de nuestra familia.

Este es el caso ilustrativo de Luis (32 años) y Luisa (29 años) quienes tienen tres hijos de 2, 4 y 7 años de edad. Luis era propietario de una farmacia y su esposa Luisa ama de casa. Al año, Luis es diagnosticado con cáncer en etapa terminal. Para Luisa fue de mucha angustia pensar cómo iba a enfrentar sola la crianza de sus hijos, en adición a las responsabilidades financieras del negocio, las deudas, y las finanzas del hogar.

Sin embargo, Luis reconocía que la estabilidad financiera y emocional de su familia era una prioridad y por tal razón, tenía un seguro de vida.  Esta previsión, por parte de Luis, ayudó grandemente a que su esposa pudiera asumir todos los gastos, no tan sólo los relacionados con su enfermedad y fallecimiento, sino que pudo saldar la hipoteca, saldar las deudas del negocio y contar con dinero suficiente para el cuido, la educación y futuro de sus hijos.

En resumen, tener un seguro de vida debe ser una de nuestras prioridades ya que nos provee seguridad económica y emocional en caso de una muerte improvista en la familia. Recomendamos que al momento de establecer su planificación financiera familiar siempre tenga en cuenta la importancia de tener un seguro de vida.

Para comentarios, preguntas o información adicional se puede comunicarse al 787.605.3584 o escribir al correo electrónico. Rafael Medina Mercado trabaja en su empresa Medina Mercado Financial Solutions donde es consultor en temas de seguros personales & comerciales, planificación para el retiro, y financiamiento para las pequeñas y medianas empresas. Hasta la próxima.