Sin planes de abandonar la quema de carbón

Por Angelique Fragoso Quiñones

redaccion@esnoticiapr.com

 

Puerto Rico continuará abasteciéndose de energía eléctrica producto de la quema de carbón, al menos por 11 años más, así aseguraron los presidentes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y de la compañía Applied Energy Systems (AES), Javier Quintana y Manuel Mata, respectivamente.

La recién enmienda al contrato entre la AEE y AES -firmada el pasado 27 de octubre- para que el segundo supla a la corporación pública la energía que genere con paneles solares, no logrará sustituir la cantidad que genera con la quema de carbón, aseguró Quintana.

Para tener una idea, explicó Quintana, la planta solar de AES solo genera 20 megavatios y para sustituir lo que actualmente genera la planta de carbón necesitarían 1,800 megavatios.

La quema de carbón se ha convertido en un dolor de cabeza para el Gobierno. Diversos grupos se han levantado para protestar en contra de que se deposite en suelo puertorriqueño la ceniza que genera la quema de carbón por considerar que ese material afecta la salud.

Tanto la empresa AES como la administración el vertedero industrial EC Waste, donde son depositadas, rechazan que las cenizas afecten la salud.

No obstante, la JCA resolvió que el llamado Agremax, mezcla de cenizas que AES envía a EC Waste, es un desperdicio y no tiene ningún uso beneficioso.

Los defensores del ambiente plantean que es necesario hacer una transición de energía no renovable a una limpia de contaminantes.

La generación de energía con carbón “no puede detenerse, porque el país nos necesita”, fue la respuesta del portavoz de prensa de la compañía AES, Julio Sainz de la Maza, a preguntas de qué pasaría si la AEE decidiera cancelar el contrato con el que esa empresa vende energía a la corporación pública y el cual vence en el 2027.

“La situación de la Autoridad no es la mejor, pero AES firmó un contrato por 25 años y va a honrar sus contratos, independientemente la situación económica de Puerto Rico”, aseguró Mata, presidente de la AES.

Mientras, el presidente de la AEE, explicó en conferencia de prensa, que la planta AES genera alrededor del 15% de la energía eléctrica que consumen los puertorriqueños. De descontinuar sus operaciones, Quintana -aseguró- que el costo de la energía aumentaría.

Explicó que en caso de que tuvieran una mayor demanda y no contara con la energía que les suple la AES “tendríamos que implementar una recarga y eso obligaría a utilizar plantas más caras, entiéndase las comunidades diésel”.

Ese otro tipo de energía, destacó, “cuesta el doble el kilovatio/hora que lo que nos cuesta producir energía con AES y eso podría representar para los consumidores un aumento en su factura entre 1 a 1.5 centavos el kilovatio/hora”.

Actualmente, la AES les vende a 8 o 8.5 centavos el kilovatio/hora que produce. “En los últimos dos años, 2014 y 2015, hemos pagado $183 millones anuales (a la AES)”, informó Quintana.

La AEE firmó el contrato 1995-AI0077 con la AES en octubre de 1994, bajo la gobernación de Pedro Rosselló, para suplir energía a la Autoridad con la quema de carbón.

El Artículo 18 de dicho documento establece que “el no cumplir con ese contrato, para nosotros implica que tendríamos que pagar por la energía que se produjera, aunque no la utilicemos”, advirtió el titular de la AEE en una conferencia de prensa.

 

Enmiendan el contrato

El contrato que firmó la AEE con la compañía AES en 1994 fue enmendado en el 1999 para aumentar la cantidad de megavatios que esta compañía le vendía a la AEE. El documento volvió a ser enmendado en el 2015, pero para cambiar la cláusula que prohibía el depósito de las cenizas resultantes de la quema de carbón en Puerto Rico.

Esta última enmienda ocurrió luego que la Junta de Calidad Ambiental, por medio de la Resolución R14-27-20, determinó que las cenizas de carbón generadas por la planta de Guayama son un desperdicio y no un producto con un uso beneficioso.

El presidente de la JCA, Weldin Ortiz, aclaró en conferencia de prensa que las cenizas “solo se pueden depositar en un sistema de relleno sanitario que cumpla con la reglamentación estatal y federal”.

La otra alternativa permitida por la JCA para disponer de las cenizas es exportarlas algo que podría repercutir en gastos adicionales para la AEE.

 

Contrato de energía renovable

El contrato que firmó la AEE para que la AES le venda energía solar, data del 2011. Ese fue el contrato enmendado a finales de octubre con el propósito de aumentar la cantidad de energía que la empresa suplen a la corporación pública. El contrato es por una cuantía de $1.1 millón, según datos de la Oficina del Contralor.

A la instancia de si se contempla una transición de energía de carbón a energía solar, el presidente de la compañía AES respondió que “cuando se habla de una transición a otra tecnología, AES tiene renovable, tiene carbón, pero la planta de carbón es una planta modelo”, destacó.

Deja un comentario

*