Sobre $2,500 millones en reclamaciones y adelantos luego del huracán María

Por CyberNews

La Oficina del Comisionado de Seguros aseguró que al 30 de abril de 2018, los aseguradores de propiedad y contingencia del País han pagado sobre 2,500 millones de dólares en reclamaciones y adelantos a los asegurados por daños a raíz de los huracanes Irma y María.

La directora ejecutiva de la Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico (ACODESE), Iraelia Pernas, organización profesional que agrupa a Antilles Insurance Company, Caribbean American Property Insurance Company (Assurant), Chubb Insurance Company, Cooperativa de Seguros Múltiples de Puerto Rico, MAPFRE PRAICO Insurance Company, One Alliance Insurance Corporation, QBE Seguros, Real Legacy Assurance Company, SIMED, United Surety and Indemnity Company (USIC) y Universal Insurance Company, sostuvo que de esa cifra provista por el Comisionado de Seguros, sus miembros han desembolsado 1,951,775,350 dólares al 30 de abril, con el 87 por ciento de las reclamaciones cerradas.

“Reconocemos que quedan aproximadamente un 15 por ciento de reclamaciones por adjudicar y se está trabajando aceleradamente en esta dirección, pero es importante destacar que dentro del universo de sobre las 250,000 reclamaciones que se presentaron, las que aún restan por resolver son las más complejas de adjudicar. Ello se debe a que se requiere mucho análisis y peritaje, para poder pagar lo que es justo y razonable, según la póliza del asegurado”, sostuvo Pernas en declaraciones escritas.

En cuanto a las alegaciones del Centro Unido de Detallistas sobre las reclamaciones de sus miembros, principalmente PYMES, quienes tienen pendientes sus reclamaciones con los diferentes aseguradores, la licenciada Pernas informó que se ha comunicado con el presidente del CUD, Nelson Ramírez. Se ha acordado establecer un mecanismo para que el CUD refiera a ACODESE las situaciones de sus miembros, de manera que se puedan canalizar a los aseguradores socios de ACODESE que corresponda. Pernas manifestó que “el interés de los socios de ACODESE es resolver cada caso en sus méritos, explicar el porqué de las denegatorias de cubierta (si fuera el caso) y la aplicación de deducibles y demás extremos de las reclamaciones. Lo fundamental es que cada asegurado reciba de su asegurador lo que justamente corresponde de acuerdo a las cubiertas que haya contratado”.

La directora ejecutiva de ACODESE indicó que, ciertamente, María ha sido el reto más grande que ha enfrentado el País en muchas áreas y la industria de seguros no ha sido la excepción.

“Este huracán y su impacto directo en Puerto Rico no tiene precedente en comparación con los eventos anteriores ocurridos en la Isla y está posicionado como uno de los embates atmosféricos más grandes en la historia de los Estados Unidos. Sin perjuicio de ello, la industria de seguros continúa trabajando arduamente para tratar de atender las reclamaciones a la mayor brevedad”, dijo Pernas.

Pernas recalcó que el último desastre de gran magnitud por el que atravesó Puerto Rico fue el Huracán Georges, que generó reclamaciones a los aseguradores que resultaron en el pago de 1,200 millones de dólares. El proceso de adjudicación y pago de todas las reclamaciones en Georges tomó dos (2) años. Por lo que, si lo comparamos con el trabajo realizado luego del Huracán María, que a los 7 meses se ha adjudicado el 84 por ciento de las reclamaciones, el esfuerzo de los aseguradores del País ha sido significativo.

Finalmente, sobre las multas que ha impuesto la Oficina del Comisionado de Seguros a distintos aseguradores, Pernas expresó que los socios de ACODESE entienden que las mismas no proceden y todos los aseguradores multados han solicitado reconsideración ante dicha agencia. La Lcda. Pernas aclaró que, si bien el Comisionado tiene la facultad de fiscalizar a la industria y de verificar el cumplimiento con las normas, “a los aseguradores les asiste el derecho a defenderse de las imputaciones. No debe concluirse que son responsables de violaciones al Código de Seguros, sin la celebración de una vista adjudicativa imparcial y sin el acceso a una posible revisión judicial, pues podría causar daños irreparables al asegurador”.

En el caso de Propiedad Residencial el 33 por ciento de las reclamaciones fueron cerradas sin pago y un 54 por ciento de las reclamaciones fueron cerradas con pago, representando 563 millones de dólares en pagos

En el caso de Propiedad Comercial el 38 por ciento de las reclamaciones fueron pagadas con un total de 1,334 millones de dólares y el 26 por ciento de las reclamaciones fueron cerradas sin pago.