Sofrito boricua se expande por Estados Unidos

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

La emigración de puertorriqueños a Estados Unidos incrementó desde septiembre tras el paso del huracán María y con ello, empresarios boricuas han visualizado oportunidades de expansión en busca suplir y mantener la fidelidad de sus consumidores.

La empresa Best Seasonings Group, elaboradores de los sofritos Montero y una gama de productos usados en la mesa puertorriqueña, es una de esas empresarias que ha visto en la emigración la oportunidades de incrementar su exportación, la que comenzaron hace cinco años y que actualmente representa un 10% de los productos que elaboran en el sureño pueblo de Juana Díaz.

“Con la emigración hay mucha oportunidad para productos locales, lo importante es establecer los canales de distribución correctos”, señaló Efraín Montero Arroyo, presidente de la empresa y quien en el 2018 espera aumentar la exportación de entre un 5% a un 10%.

“Para el presente año, la meta es mantener los clientes existentes y aumentar la cantidad de productos y la presencia de la marca Montero con otros productos”, indicó.

Los productos son exportados a la costa este de los Estados Unidos, desde nueva York hasta Miami. Estos los transportan en contenedores en un viaje que toma siete días hasta Nueva York y tres a la Florida.

“Nosotros, los pequeños o medianos comerciantes,
los que estamos más inmersos en la economía del
País, no podemos recoger e irnos, tenemos que
seguir buscando alternativas y apoyándonos”.
                       Efraín Montero Arroyo

Montero Arroyo explicó que mantienen conversaciones con grandes cadenas de supermercados que tienen localidades en los estados de la costa este, donde hay gran cantidad de puertorriqueños, para que distribuyan sus productos. “Tenemos la ventaja de que nuestros productos son un tanto nostálgico. El sofrito es un producto icono de la cocina criolla”, resaltó.

Los productos que exporta Best Seasonings, explicó Montero Arroyo, no tienen competencia con otros elaborados en los Estados Unidos. La principal competencia son productos similares exportados desde Puerto Rico.

Explicó que como empresa aún no han entrado a varios estados en los que hay gran presencia de puertorriqueños. “La oportunidad de negocios es inmensa. Hay gran demanda en Texas, donde no hemos llegado”, indicó antes de señalar que no son lugares descartados y que llegarán a pasos seguros con los distribuidores adecuados.

“Hemos visto demanda consistente de este tipo de producto y le abre paso a generaciones que se están levantando”, dijo antes de añadir que “lo más diferente es entender que no es lo que uno quiere hacer sino lo que el mercado necesita”.

Montero Arroyo explicó que en los cinco años que lleva exportando sus productos, algunos bajos marcas privadas, ha tenido que hacer diversos ajustes con los canales de distribución por tratarse de una logística muy distinta a la local.

Best Seasonings importa sofrito bajo la marca Montero y las marcas privadas Titán y El Sembrador, todos con el sello de Hecho en Puerto Rico. También exportan ajo molido y salsa chimichurri. Todos esos productos viajan a los Estados Unidos.

Mientras, siete distintas cremas de viandas son exportadas, bajo una marca privada, a países de la región del Caribe, como San Martín. Todos estos productos, destacó el Presidente de Best Seasonings, están disponibles a nivel local, algunos vendidos a marcas privadas y otros bajo la marca de Montero.

Best Seasoning, con la planta de elaboración a la entrada del pueblo de Juana Díaz, genera 20 empleos directos y estima en 50 los empleos indirectos en las fincas donde se cultivan los productos que utilizan para elaboración del sofrito y la siembra de viandas.

La empresa adquiere la mayoría de su materia prima, incluyendo todo lo utilizado para el empaque, a comerciantes puertorriqueños. Lo único que importan es el ajo que llega de China porque no se produce a nivel local.

Montero Arroyo explicó que tras el paso del huracán María enfrentaron problemas para conseguir algunos de los productos, pero las reservas los ayudaron a mantenerse en operaciones y comenzaron el año subsanando esa situación.

La exportación de estos productos, destacó, ha recibido respaldo de Fomento Industrial (PRIDCO) “Sin duda, ha sido de gran ayuda en nuestro desarrollo, tanto en la promoción como en la educación continua necesaria”, señaló.

Best Seasoning comenzó en la marquesina de una residencia en Ponce hace cerca de 30 años. Era una elaboración artesanal que realizaba Efrain Montero Ruiz y su esposa Letty, padre de Montero Arroyo. La demanda comenzó a crecer y la empresa se mudó a Juana Díaz, donde llevan 25 años, relató Montero Arroyo, cuyos familiares tienen la empresa de especias Montero.