Sorda propone enmiendas a Carta de Derechos para esa población

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

“Soy sorda”, expresó la doctora Yolanda Rodríguez Fraticelli, quien narró con sus manos las vicisitudes que pasó para estudiar y superar barreras hasta convertirse en una profesional.

Las expresiones las hizo en una vista pública de la Comisión senatorial de Educación en la que atendían el Proyecto de la Cámara 335, el cual busca establecer la Carta de Derechos de la Comunidad Escolar Sorda en Puerto Rico.

Rodríguez Fraticelli estudió los primeros grados de escuela elemental en el Colegio San Gabriel. En el Colegio de la Guadalupe se graduó de octavo grado. Luego se mudó a Yauco, donde completó el cuarto año de escuela superior.

“Nunca tuve  un intérprete, pero los compañeros me ayudaron mucho al igual que los maestros. Estudié el Bachillerato y la Maestría en la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Rio Piedras y tengo un doctorado de la Universidad de Lamar en Beaumont, Texas”, expresó orgullosa de sus logros.

“Han sido muchos los retos en la comunicación que, como persona sorda, tuve que enfrentar. La primera experiencia con un intérprete fue en la UPR y aprendí el lenguaje de señal formal por medio del intérprete”, narró.

Explicó que no fue el mismo lenguaje de señas que utilizaba en su casa. “Es diferente cuando vas a aprender en la Universidad, es como un lenguaje distinto porque es común a todas las personas. Primero, el lenguaje de señas formal puede ser en español o en inglés, en inglés es mi caso. No es así en todos los casos, en Puerto Rico tienen sus señas diferente a la Amercian Sign Language (ASL). Aquí en Puerto Rico nosotros como sordos tenemos mucha expresión facial, corporal y usamos las manos y todo, el ASL no solo es seña, seña y seña. Es diferente, hay diferencias”,  le interpretó Juanita Rodriguez, quien la acompañó en su presentación.

“A través de mi experiencia hice muchas investigaciones y diseñé un currículo para la cultura de los sordos. Yo trabajé en eso para escuelas en Puerto Rico, pero nunca se dio, porque siempre dicen que no hay chavos, que los maestros no pueden trabajar ahí todo el tiempo y hay muchos impedimentos para que se pudiera establecer ese currículo”, señaló.

“El lenguaje de señas aquí en Puerto Rico es diferente, aquí no hay investigación formal. Necesitamos que se haga una investigación formal… De Estados Unidos vienen aquí y comparten las señas que tenemos. Por ejemplo, aquí en Puerto Rico tenemos una seña de playa (la doctora se toca cada hombro con las dos manos) esto es en referencia a que se nos quema la espalda, allá en Estados Unidos solo se deletrea la palabra beach”, describió.

“Los conceptos visuales son diferentes, por eso se necesita la investigación lingüística sobre el proyecto de lenguaje de señas que se convirtió en Ley. La base del mismo no está clara porque no se sabe cuál lenguaje se va a enseñar,” expresó la Doctora, quien destacó que existen grandes diferencias entre las señas que realizan los sordos de un pueblo y los del otro.

El senador Abel Nazario Quiñones, presidente de la Comisión de Educación, solicitó a la Rodríguez Fraticelli sus recomendaciones sobre la Carta de Derecho, la cual dijo acogería para que fueran incluidos en la pieza legislativa. Específicamente, el Senador le pidió que explicara el alcance de los recursos tecnológicos que tiene el Gobierno y el Departamento de Educación para esta población.

“Ahora se usan las computadoras, pueden chatear por videos y tienen buenos beneficios para todos, las agencias de gobierno y las escuelas. Pero la dificultad de las escuelas es que muchas escuelas no tienen Internet”, aseguró Rodríguez Fraticelli, quien sostiene que la educación apropiada ha sido la clave para los logros en su vida.

Entre las enmiendas que sugirió al proyecto, indicó que el título del proyecto debería incluir a toda la comunidad sorda, por lo que recomendó que este lea, Carta de Derechos de la Comunidad Sorda en Puerto Rico. Además pidió que se eliminaran verbos en la redacción de los derechos, que están conjugados en futuro, y se establezcan unos que hagan un llamado a la acción inmediata.

Asimismo, presentó dos derechos adicionales.

  1. Mantener el Programa de Cerniciento Auditivo Neonatal y requerir en esta Ley que los pediatras informen al Departamento de Salud aquellos casos que presentan problemas de audición al nacer.
  2. Requerir que todo documental audiovisual que se utilice en el escenario escolar y se exhiba en la televisión pública y privada incluya el closed caption.

Por su parte, el presidente de los Servicios de Interpretación y Educación al Sordo, Jorge Quiñones Torres, el cual es hijo de padres sordos, indicó que actualmente en Puerto Rico hay sobre 100 intérpretes. Además que en la Isla no existe una certificación que regule esta profesión “si alguien quiere certificarse tiene que ir a los Estados Unidos, eso te da un standing como interprete pero no te hace bueno ni malo”.