Sorpresivas renuncias en el Vaticano

Alessandro Gisotti será el portavoz interino. (Archivo)

Voz de América

 

El portavoz del Vaticano, el estadounidense Greg Burke, y su número dos, la española Paloma García Ovejero, renunciaron el lunes a sus cargos, según un comunicado oficial que no reveló las causas de la intempestiva decisión.

La decisión de ambos funcionarios ocurre dos semanas después de que el Papa Francisco nombrara al periodista italiano, Andrea Tornielli, como director editorial de todas las comunicaciones del Vaticano.

“Paloma y yo hemos renunciado, a partir del 1 de enero. En este momento de transición en las comunicaciones del Vaticano, creemos que es mejor que el Santo Padre esté en completa libertad de formar un nuevo equipo”, tuiteó el portavoz.

“Me uní al Vaticano en 2012. La experiencia ha sido fascinante, por decir lo menos. Gracias, Papa Francisco. Un abrazo muy fuerte”, escribió en Twitter Burke, un exreportero de Fox News de 59 años, que fue portavoz desde 2016 y es miembro del grupo católico conservador Opus Dei.

Ovejero, de 43 años, es una exreportera de la radio española COPE y era una de las mujeres de más alto rango en el Vaticano.

El Vaticano anunció que el periodista italiano Alessandro Gisotti -al parecer cercano a Tornielli- será el portavoz interino.

La agencia The Associated Press informó que el director de comunicaciones del Vaticano, Paolo Ruffini, dijo que se había enterado de la decisión de Burke y García Ovejero y que la respetaba. A su vez elogió su profesionalismo y dijo que confiaba plenamente en Gisotti, quien fue periodista durante mucho tiempo con Radio Vaticano y que más recientemente fue jefe de redes sociales para el Vaticano.

“El año que sigue está lleno de nombramientos importantes que requerirán los máximos esfuerzos de comunicación”, dijo Ruffini en un comunicado.

El papa Francisco y la Iglesia Católica siguen inmersos en el objetivo de hacer frente y prevenir los casos de abusos sexuales del clero, cuya credibilidad se ha visto empañada en los últimos casos en varios países del mundo.