Suben precios en la canasta del consumidor

Por Imalay Cruz Figueroa

redaccion@esnoticiapr.com

 

Los precios de la canasta básica de la familia puertorriqueña aumentaron vertiginosamente tras el paso del huracán María.

El que comercios pequeños no hayan podido abrir sus puertas para ofrecer productos de primera necesidad hace que los comercios de mayor tamaño tengan la mercancía disponible y se hayan elevado los precios de la inmensa mayoría de los comestibles al tiempo que desaparecieron los especiales, explicó el economista Argeo Quiñones Pérez.

Los consumidores narraron este suceso como abusivo. “Se están aprovechando de la situación, después del huracán María”, manifestó el consumidor Reinaldo De Jesús Román. “Estamos en una situación bien triste; hasta el agua la han subido de precio. Están abusando de nosotros, los puertorriqueños”, dijo.

A casi dos meses del paso del huracán María y aún hay muchos comercios sin conexión de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Y es que pequeñas o grandes empresas han tenido que recurrir a las plantas eléctricas, lo que les representa un aumento en el costo de operación por el diésel, según denuncias de comerciantes.

El Departamento del Consumidor (DACO) estableció y mantuvo una congelación de precio en los productos de primera de necesidad con el paso del huracán. La orden fue cambiada para que no aumentaran el margen de ganancias. A eso se sumó una gran cantidad de contenedores que se acumularon en el muelle de San Juan debido a la lentitud del proceso para sacar la mercancía.

No obstante, el aumento en los precios de los productos de la canasta básica del consumidor, como el del agua, el arroz, las habichuelas, el aceite, las galletas, entre otros, se mantiene. Y hasta los refrescos han incrementado en precios.

En un recorrido que Es Noticia hizo por los supermercados del área sur encontró que en los lugares que había agua para vender en botellas de 16 onzas, había aumentado de su precio estándar que rondaba en los $2.99 a un precio de $3.99 el paquete.

En el Supermax, en Ponce, una caja de agua de 24 botellas tenía un costo de $4.59, al igual que en el supermercado Econo, en Guánica. En un Walmart, en Ponce, no tenían el producto.

Y es que, ante la crisis económica de la Isla, los negociantes se han aprovechado del desespero de los ciudadanos. Quiñones Pérez apuntó a que el abandono del gobierno de su tarea fiscalizadora ha provocado que los negocios que abren sus puertas tengan una porción mayor en su control.

“Menos competencia (de negocios) significa que las empresas que queden tienen más poder en el mercado”, dijo.

Otros artículos como la salsa de tomate, los huevos, los potes de habichuelas, jabón, líquido de fregar, detergente y carnes también han subido su valor en el mercado. “El río revuelto trae más ganancias para el mercado”, aseguró el Economista.

Explicó que los consumidores, con el único ingreso que tienen, les resta adquirir el artículo deseado al precio estipulado ante la ausencia de especiales.