Supremo valida el cierre de escuelas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Departamento de Educación y la Fortaleza celebraron ayer la determinación del Tribunal Supremo que validó la decisión de cerrar sobre 260 escuelas públicas.

“La decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico valida que el proceso de consolidación de escuelas no violentó derechos constitucionales como determina de forma irregular la Comisión de Derechos Civiles de Puerto Rico», expresó el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario Cortés.

«El gobernador Ricardo Rosselló Nevares heredó un déficit sin precedentes y, dentro de esa situación, se han llevado a cabo reformas para tener un Gobierno más eficiente y menos costoso», informó el funcionario en un comunicado de prensa.

«La consolidación de escuelas se hizo velando por el mejor interés del estudiantado para que tengan los recursos necesarios en el salón de clases. Para ello, se tomó en consideración nuestra población estudiantil actual y los retos fiscales del Gobierno», indicó.

Señaló que la Reforma Educativa «mejorará nuestro sistema de educación pública que ha sido deficiente por varias décadas. Hacer más de lo mismo no es opción”.

Mientras, la secretaria del Departamento  de Educación, Julia Keleher, expresó que “hoy el Tribunal Supremo validó la autorización concedida por Ley al Departamento de Educación para consolidar planteles escolares».

«El proceso de consolidación de planteles no fue uno fácil, pero se hizo siguiendo las guías establecidas y garantizando el derecho a la educación de todos los estudiantes. Esta decisión nos permite continuar con la transformación de nuestro sistema educativo, cuyo norte es ofrecerle mayores beneficios y mejores oportunidades a nuestro estudiantado”, según declaraciones escritas.

El juez superior del  Tribunal de Arecibo, Santiago Cordero Osorio, paralizó de forma temporal el cierre de nueve escuelas en Camuy, Hatillo, Lares, Arecibo, Vega Baja, Quebradillas y Morovis. El Departamento de Educación determinó recurrir al Tribunal Supremo para que validara la determinación de cierres.

La demanda había sido sometida por la Asociación de Maestros y el municipio de Morovis.