Boston revoca decisión sobre nombramientos de la JSF

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Tribunal de Apelaciones en Boston revocó -el viernes- la decisión sobre la constitucionalidad de los nombramientos de la Junta de Control Fiscal (JCF) por parte de la jueza Laura Taylor Swain.

La determinación otorga 90 días para que el lenguaje inconstitucional que existe en PROMESA sobre esos nombramientos se elimine, informó licenciado Rolando Emmanuelli Jiménez, abogado de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER).

“La decisión del Tribunal de Apelaciones lo que hace es revocar lo que Swain había dicho sobre los nombramientos de la Junta, le devuelve el caso y les dice que el lenguaje inconstitucional que hay en PROMESA hay que eliminarlo”, señaló Emmanuelli Jiménez en comunicación escrita.

Señaló que la decisión se da en el caso donde la UTIER cuestionó la constitucionalidad de los nombramientos de los miembros de la JCF.

El Tribunal suspendió la sentencia y otorgó 90 días para que el Senado Federal valide los nombramientos de los miembros de la Junta de Control Fiscal conforme la sentencia. La Junta puede mantener sus operaciones dentro de este término, pero del Senado Federal no tomar acción entra en vigor la sentencia emitida por el Tribunal de Apelaciones en Boston.

Por su parte, el presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo, se expresó parcialmente satisfecho con la decisión otorgada por el Tribunal.

“En la UTIER estamos parcialmente satisfechos con la decisión que acaba de emitir el Tribunal y estaremos evaluando el resto de la sentencia para saber si la apelamos o no. Sabíamos la inconstitucionalidad que había en el nombramiento de los miembros de la Junta, una Junta que fue nombrada para exprimir a los puertorriqueños. Siempre les dije que mantuvieran la fe, que parecía difícil lo que queríamos hacer, pero que lo haríamos y hoy nuevamente el tiempo nos dio la razón” expresó Figueroa Jaramillo.

 

Reacciona el PIP

El portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, dijo que “esta opinión no cuestiona el poder plenario del Congreso de Estados Unidos sobre Puerto Rico a base de la clausula territorial. Al contrario, lo reitera”.

“La opinión se trata de una pugna entre dos disposiciones de la Constitución federal. Tanto es así que el resultado de la opinión mantiene vigentes todas las disposiciones de la Ley PROMESA, salvo la de los nombramientos de los miembros de la Junta. Ahora, el presidente Trump nombrará los miembros de la Junta de Control Fiscal (JCF) y el Senado Republicano dará su consejo y consentimiento según dispone la clausula de nombramientos”, indicó.

“Tan tiránico es una junta de demócratas y republicanos como tiránico es una JCF exclusivamente de republicanos”, señaló en un comunicado.

“Todavía queda por ver si esta controversia llegará al Supremo Federal. Pero, independientemente de la conclusión final la gran tragedia colonial es que en la crisis fiscal y económica más grave que ha enfrentado Puerto Rico en su historia, los puertorriqueños vemos el drama como quien se asoma y mira desde una ventana.  Los protagonistas no somos los puertorriqueños, sino las instituciones de las fuerzas coloniales del gobierno de los Estados Unidos”, expresó.

Dalmau insistió en que “la opinión inequívocamente reitera el poder del Congreso sobre el territorio de Puerto Rico y se negó a derogar los Casos Insulares que legitimaron jurídicamente ese poder sobre territorios no incorporados”.