Tribunal ordena al municipio de Ponce pagar el “enfermito”

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El juez Efraín De Jesús del Tribunal de Primera Instancia de Ponce ordenó al municipio de Ponce representado por su alcaldesa María Eloísa Meléndez Altieri, el pago del exceso por concepto de licencia por enfermedad acumuladas durante el año 2017 a casi una centena de empleados municipales.

“Se acabó la impunidad”, subrayó Mayra Rivera Nazario, presidenta de la Local 8198 de la United Steelworkers, la cual agrupa a casi trescientos empleados que desde hace nueve años y medio lucha contra una reducción de jornada laboral que al parecer se ha convertido en permanente.

“Esta administración municipal ha puesto en vigor una y otra vez medidas que han sumergido en la pobreza extrema a cientos de servidores públicos y sus familias. Hoy queda demostrado que la justicia tarde o temprano prevalece”, indicó Rivera.

“Han sido meses de mucha angustia y que por momentos muchos pensaban que este día no llegaría. La perseverancia de unos ha significado la victoria para todos. Este día marca el comienzo del fin para la administración municipal más antiobrera en la historia de nuestra Ciudad Señorial. Aquellos que pensaban que las malas acciones de esta administración y la incumbente seguirían impunes, hoy pueden contar con que esa ‘deferencia’ se acabó”, expresó la Presidenta del gremio laboral ponceño.

En la Sentencia emitida por el juez De Jesús se determina “Con Lugar A Demanda” a favor de la parte demandante, Asociación de Empleados Municipales afiliada a la United Steelworkers (USW), Local 8198. La misma indica y citamos; “Ahora bien, al hacer la equivalencia de horas en el número de días acumulados y multiplicarlo por el salario con la jornada reducida, el MAP le está ajustando dos veces la fórmula, penalizando indebidamente al empleado. Para aclarar, no puede el Municipio Autónomo de Ponce convertir los días acumulados en horas y utilizar en el cómputo el salario equivalente a la jornada parcial. O una o la otra”.

“La parte demandada durante todo el proceso refutaba la fórmula y por ende la cantidad a pagar que cada empleado, por ley, le corresponde. Buscaban dilatar el proceso, ya que desde un principio el juez les dejó claro que no dejaría que esto pasara y luego de casi ocho meses, hoy podemos decir que la justicia prevaleció. Agradecemos a todos los que se han mantenido en pie de lucha durante todo el proceso y por el apoyo incondicional de nuestro abogado el licenciado César Rosado Ramos”, culminó la representante sindical de los empleados municipales de Ponce.