Tus derechos al visitar una farmacia

 Toda persona que recibe un servicio de salud tiene unos derechos que deben ser honrados y protegidos. Las farmacias, al ser el lugar en donde recibes tus servicios farmacéuticos, no son una excepción.

Muchas veces los pacientes desconocen estos derechos. Por esta razón, quiero compartir contigo esta carta de los derechos del paciente al recibir servicios farmacéuticos, según la publica el Colegio de Farmacéuticos de Puerto Rico. 

 

El paciente tiene derecho:

 1. A seleccionar libremente a su farmacéutico como proveedor de servicios de salud, y por tanto a la farmacia de su preferencia.

 2. A que su receta sea dispensada por un farmacéutico, o por otro personal autorizado bajo la directa e inmediata supervisión de un farmacéutico.

 3. A que se mantenga en su farmacia un expediente con información sobre sus medicamentos que permita al farmacéutico prevenir, detectar y solucionar problemas relacionados con sus medicamentos recetados.

 4. A que su farmacéutico le presente la opción de un medicamento bioequivalente al medicamento recetado, cumpliendo con los requisitos establecidos por ley.

 5. A que su medicamento recetado sea envasado con tapa de seguridad (a menos que solicite lo contrario), y a que el rótulo del medicamento indique su nombre, concentración, instrucciones de uso, fecha de expiración, número de lote, nombre del médico.

 6. A que su farmacéutico le oriente personalmente sobre cómo debe administrarse el medicamento recetado, precauciones, posibles reacciones, cómo conservar el medicamento, y otra información pertinente a su uso adecuado.

7. A que se proteja la confidencialidad de toda la información sobre su salud contenida en la receta y en el expediente del paciente.

8. A que se le brinde información sobre el precio de su medicamento recetado.

9. A que se le provea copia de su receta, cuando sea necesario.

10. A que su farmacéutico esté accesible para orientarlo sobre los medicamentos que puede adquirir sin receta médica, para que pueda tomar una decisión informada al seleccionarlos.

Si no conoces tus derechos, cualquier persona los puede violar. Así que trata de recordarlos o guárdalos y mantenlos a mano. No olvides que se crearon para protegerte.

Y recuerda, si tienes alguna duda o pregunta sobre este u otros temas relacionadas a la farmacia me puedes escribir al correo electrónico que aparece arriba.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario