Uso y cuidado correcto de los lentes de contacto

La vista es uno de los sentidos más preciados que tenemos. Nos permite ver el mundo que nos rodea y a las personas que amamos. Sin embargo, muchos de nosotros no tenemos una visión perfecta y necesitamos la ayuda de espejuelos o lentes de contacto para poder corregir este problema.

Darle mantenimiento a un par de espejuelos es bastante sencillo. Básicamente consiste en limpiar el cristal o lente cuando se ensucia, tratar de no rayarlo y no estirar las patas o romper la montura. Ahora bien, cuando se elige usar lentes de contacto, hay que tener otros cuidados ya que el mal manejo podría causar infección y daño al ojo. 

La “American Academy of Ophtalmology” indica que la infección más común relacionada al uso de lentes de contacto se conoce como queratitis. Esta infección afecta la córnea del ojo y en casos severos pueden aparecer cicatrices que dañen la visión. Sin embargo, estos riesgos son fáciles de prevenir si se hace uso adecuado de los lentes.

La “American Academy of Ophtalmology” y los CDC dan instrucciones sobre la manera adecuada y los cuidados que debes tener para mantener los ojos libres de riesgos.

  1. Antes de tocar los lentes, lávate las manos con agua y jabón.
  2. Sécate las manos con papel toalla o secante ya que las toallas regulares dejan fibras en los dedos.
  3. Quítate los lentes de contacto antes de realizar alguna actividad en la que le pueda caer agua en los ojos. Por ejemplo, nadar o bañarte.
  4. No duermas con los lentes puestos.
  5. Si necesitas humedecer los lentes, usa gotas humectantes para lentes de contacto. Nunca uses agua o saliva.
  6. No sustituyas la solución desinfectante por la solución humectante ya que no tienen la misma función.
  7. No importa la solución desinfectante que uses, aun la que diga que no es necesario frotar, cuando te quites los lentes frótalos entre tus dedos y enjuágalos con la solución antes de guardarlos en el estuche.
  8. Usa solución nueva cada vez que limpies tus lentes.
  9. Usa solución desinfectante para limpiar el estuche de los lentes y cambia el mismo cada 3 meses.

Si sientes molestia, notas enrojecimiento de los ojos o te das cuenta de que estás viendo borroso, visita a tu optómetra u oftalmólogo de confianza para que te haga una evaluación. El identificar y comenzar un tratamiento temprano ayudará a mantener tus ojos saludables.

Como siempre, te invito a escribirme con tus dudas y preguntas a estureceta@gmail.com. Hasta la próxima.